Religión

6.330.000Población

1.676.198 Km2Área

Leer el informe
keyboard_arrow_down

homekeyboard_arrow_rightLibia

Marco legal sobre libertad religiosa y su aplicación efectiva

Desde la caída del régimen de Muamar el Gadafi en 2011, Libia vive una situación de confusión. Tras las elecciones de junio de 2014 estalló la violencia entre el Gobierno internacionalmente reconocido del primer ministro Abdulá al Zini, radicado en la ciudad oriental de Tobruk, y el Congreso General Nacional con sede en Trípoli. Después de las conversaciones de paz auspiciadas por las Naciones Unidas, las Administraciones rivales firmaron un acuerdo en diciembre de 2015 para formar un Gobierno unificado interino. Conforme a dicho acuerdo, había que formar un Consejo Presidencial de nueve miembros, con el primer ministro Fayez al Sarraj al frente, y un Gobierno interino de Acuerdo Nacional que renovara las instituciones estatales y convocara elecciones en el plazo de dos años. La Administración de Trípoli aceptó el Gobierno de unidad (internacionalmente reconocido) en enero de 2016, pero Tobruk se negó a someterse a él. Grupos extremistas violentos y organizaciones terroristas, como es el caso del Dáesh (EI), se sirven del vacío de poder y de la inacción gubernamental para extender su influencia en Libia, y hay zonas del territorio que siguen fuera del control del Gobierno.

Más recientemente, Francia propuso un plan para celebrar elecciones parlamentarias y presidenciales el 10 de diciembre de 2018 con la intención de poner fin al estancamiento político [1] . En mayo de 2018 los cuatro líderes clave, Fayez al Sarraj (primer ministro del Gobierno de Trípoli respaldado por las Naciones Unidas), Jalifa Haftar (mariscal de campo que controla la zona oriental del país), Aqila Saleh (presidente de la Cámara de Representantes, Parlamento) y Jaled al Masri (presidente del Consejo de Estado), aprobaron un acuerdo, pero no lo firmaron [2] . También pactaron las bases constitucionales para las elecciones y está previsto que las leyes electorales se aprueben el 6 de septiembre de 2018.

Desde 2011 Libia está gobernada según los principios de la Declaración Constitucional provisional, promulgada el 3 de agosto de 2011 por el Consejo Nacional de Transición. Declara que el islam es la religión del Estado y la ley islámica, la sharía, la fuente principal del derecho (artículo 1). Al mismo
tiempo, garantiza a los no musulmanes libertad para practicar su religión. El artículo 6 establece la igualdad de todos los libios ante la ley. La Constitución provisional prohíbe cualquier forma de discriminación basada en la religión o confesión. Esta protección constitucional de la libertad de religión es la primera de este tipo que tiene el país desde 1969.

La lucha permanente entre gobiernos rivales limita la aplicación efectiva de la ley. No se aplican la prohibición ni las sanciones, según el informe sobre derechos humanos del Departamento de Estado de los Estados Unidos publicado en 2017, que afirma que se producen todo tipo de discriminaciones [3]. Además, las fuerzas en el poder no impiden que los grupos extremistas ataquen a las minorías religiosas y sus espacios, ni que les impongan sus propias normas religiosas [4] . Siguen en vigor las leyes de antes de la revolución que restringen la libertad religiosa. Ofender al islam o a su profeta Mahoma, así como «fomentar la división», se sancionan con la pena máxima: la muerte.

Las organizaciones defensoras de los derechos humanos y los medios de comunicación refieren crímenes de guerra, torturas y todo tipo de crueldades contra los inmigrantes refugiados en Libia, entre ellas, secuestros, violencia sexual y malos tratos [5] .

La formación religiosa islámica es obligatoria tanto en la escuela gestionada por el Estado como en las instituciones educativas privadas. No se ofrece ningún otro tipo de enseñanza religiosa. En el país hay varios lugares de culto no musulmanes (templos católicos, ortodoxos rusos, griegos y ucranianos, centros evangélicos y de los seguidores de la Iglesia de la Unidad), pero en el país quedan muy pocos
cristianos. La mayor parte de la población judía abandonó el país entre 1948 y 1967. Algunas familias judías permanecieron, pero no se dispone de estimaciones sobre el número de judíos en el país. Los no musulmanes tienen limitado el derecho a celebrar el culto; los miembros del clero procedentes del extranjero que solicitan visados y permisos de residencia de un año se enfrentan a muchas restricciones.

La Iglesia católica está presente en varias zonas de Libia a través de tres administraciones y una prefectura apostólicas. En febrero de 2016, el papa Francisco nombró al obispo George Bugeja OFM administrador apostólico de Bengasi, aceptando la jubilación del obispo Sylvester Carmel Magro. El obispo Bugeja explicó a Ayuda a la Iglesia Necesitada que la Iglesia católica no tiene dificultades para celebrar la liturgia, siempre y cuando se haga en el interior de las iglesias y solo para extranjeros. Al mismo tiempo, afirma que la Iglesia tiene grandes limitaciones en el ámbito pastoral a causa de la situación de inseguridad que se vive en Bengasi y Sabha y de la difícil situación económica provocada porque los principales benefactores están abandonando el país.

Respecto a los musulmanes, el Ministerio de Awqaf (‘legados’) y Asuntos Religiosos, organización semibenéfica de todo el mundo musulmán africano, tiene autoridad sobre las mezquitas, supervisa a los responsables religiosos y garantiza que las prácticas religiosas sigan la normativa impuesta por el Gobierno [6] . Este mismo organismo proporciona a los imanes el texto de los sermones, que con frecuencia tratan cuestiones de índole política y social.

Los observadores comentan que el conflicto permanente está teniendo unas repercusiones negativas tanto en la libertad de expresión como en la de prensa. La Declaración Constitucional provisional reconoce estas libertades, pero el Gobierno limita el ejercicio de estos derechos. Según el Departamento de Estado de los Estados Unidos, todos los sectores implicados en los medios de comunicación practican una fuerte autocensura debido a las amenazas recibidas. Los ataques contra los medios de comunicación (secuestros, actos violentos y asesinatos) se han ido haciendo cada vez más graves y más frecuentes. La libertad de prensa se ha reducido durante el período estudiado en este informe [7] . En la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2016, Libia bajó 10 puestos respecto a 2015 y pasó a ocupar el lugar 164 de 180 [8]. Desde entonces, la situación ha mejorado ligeramente y el país se ha situado en el puesto 162 [9].

Incidentes

En un informe de octubre de 2016, Open Doors estimaba que en Libia solo hay 150 cristianos nacionales. Como consecuencia de las dificultades a las que se enfrentan, practican su fe en casas-iglesia clandestinas [10].

En noviembre de 2016, arrestaron en la zona oriental de Bengasi a un libio convertido al cristianismo [11]. Se había puesto en contacto con otro converso de Marruecos que lo estaba ayudando; por ello, lo acusaron de «hacer proselitismo en las redes sociales y de despreciar el islam» [12].

En octubre de 2017, se encontraron los cadáveres de los 21 cristianos (20 egipcios coptos y un ghanés) decapitados en 2015 por yihadistas vinculados con el Estado Islámico en la costa de la ciudad de Sirte [13] .En septiembre de 2017, el fiscal general libio, Sadik al Sur, anunció que las autoridades habían arrestado a uno de los milicianos del Dáesh implicados en los asesinatos, en concreto al cámara que los había grabado en vídeo. Fue él quien dio a las autoridades libias todos los detalles sobre la matanza y les dijo dónde se encontraban los cuerpos [14] .

En agosto de 2017, la Asamblea Redactora de la Constitución propuso el texto de una nueva Constitución, que fue rechazado por la Comisión Suprema de Ifta, la cual forma parte de la autoridad competente en asuntos islámicos y awqaf del Gobierno interino con sede en Al Baida. La comisión consideró inaceptable el hecho de que el texto reconociese las libertades de pensamiento y de 3 manifestación, el derecho de la sociedad civil a crear asociaciones y la igualdad entre hombres y mujeres. Aunque el borrador establecía que el islam es la religión de Estado y que la sharía es la fuente de la legislación, no había conseguido definir «los controles legítimos» sobre la libertad de pensamiento y expresión. Según la comisión, esto podría suponer una puerta abierta para la blasfemia (insultar a Dios, al profeta Mahoma o a los compañeros del profeta) y «fomentar la apostasía basándose en la libertad de creencia y en la unidad de las religiones» al promover la aceptación de religiones distintas al islam [15].

Según un investigador libio, «los trabajos forzados y otros tipos de esclavitud son formas muy difundidas de abuso y persecución contra los cristianos». Añadió, asimismo, que «la forma más frecuente de persecución que sufren las mujeres y las niñas cristianas es la agresión sexual y la violación. Además del dolor físico y de las heridas que provocan este tipo de agresiones a las víctimas, el trauma y el sufrimiento emocional que causan en su familia, amigos y en el resto de los cristianos es muy profundo» [16].

Futuro de la libertad religiosa

La libertad de religión, garantizada en teoría por la Constitución provisional, en la práctica está limitada y se ha deteriorado a lo largo del período estudiado en este informe. Un motivo clave de preocupación es la prohibición de facto del proselitismo y las fuertes sanciones que conlleva. Se ha producido un incremento del número de asesinatos de personas pertenecientes a las minorías religiosas, sobre todo cristianos, al tiempo que las organizaciones extremistas islámicas han ganado influencia. Dadas las rivalidades políticas y la ausencia de un Gobierno unificado, organizaciones extremistas como el Dáesh se están expandiendo y controlando algunas zonas del país. Una cuestión que preocupa de una forma especial es el trato inhumano que reciben los migrantes (sobre todo los subsaharianos).

Notas finales / Fuentes

[1] Abdulkader ASSAD, «France proposes 2018 elections plan to end Libya political stalemate». The Libya Observer, 20-5-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.libyaobserver.ly/news/france-proposes-2018-elections-plan-end-libya-political-stalemate>. [Consulta: 8 junio 2018].

[2] Patrick WINTOUR, «Libyan factions agree to hold elections on 10 December». The Guardian, 29-5-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.theguardian.com/world/2018/may/29/macron-hosts-libyan-factions-in-paris-in-push-to-secure-elections>. [Consulta: 10 junio 2018].

[3] OFICINA DE DEMOCRACIA, DERECHOS HUMANOS Y TRABAJO DEL DEPTO. DE ESTADO DE LOS ESTADOS UNIDOS, Libya 2017. Human Rights Report. [En línea]. Disponible en: <https://www.state.gov/documents/organization/277499.pdf>. [Consulta: 11 junio 2018].

[4] OFICINA DE DEMOCRACIA, DERECHOS HUMANOS Y TRABAJO DEL DEPTO. DE ESTADO DE LOS ESTADOS UNIDOS, «Libya». En: International Religious Freedom Report for 2014 (‘Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo 2014’). [En línea]. Disponible en:
<http://www.state.gov/j/drl/rls/irf/religiousfreedom/index.htm year=2014&dlid=238468>. [Consulta: 11 junio 2018].

[5] Justin SALHANI, «Migration from Libya down but threat of torture, death remains». En: Al-Monitor, 19-2-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.al-monitor.com/pulse/originals/2018/02/libya-migration-torture-refugees-europe-killed-security.html>. [Consulta: 10 junio 2018]. Véase también:
«Migrants in Libya were tortured and suffered trauma, Doctors Without Borders say». Africa News, 18-12-2017. [En línea]. Disponible en: <http://www.africanews.com/2017/12/18/migrants-in-libya-were-tortured-and-suffered-traumadoctors-without-borders-say/>. [Consulta: 10 junio 2018].

[6] OFICINA DE DEMOCRACIA, DERECHOS HUMANOS Y TRABAJO DEL DEPTO. DE ESTADO DE LOS ESTADOS UNIDOS, «Libya». En: International Religious Freedom Report for 2011 (‘Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo 2011’). [En línea]. Disponible en:
<https://www.state.gov/documents/organization/193109.pdf>. [Consulta: 10 junio 2018].

[7] Abdulkader ASSAD, «On Libya's 7th revolution anniversary, journalists are at risk: RSF reports». The Libya Observer, 17-2-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.libyaobserver.ly/news/libyas-7th-revolution-anniversary-journalists-are-risk-rsf-reports>. [Consulta: 11 junio 2018].

[8] «Worldwide Press Freedom Index 2016». En la web: Nations Online. [En línea]. Disponible en: <http://www.nationsonline.org/oneworld/press_freedom.htm>. [Consulta: 12 junio 2018].

[9] «Clasificación Mundial 2018 – Libia». En la web: Reporteros Sin Fronteras por la Libertad de Información. [En línea]. Disponible en: <https://www.rsf-es.org/grandes-citas/clasificacion-por-paises/>. [Consulta: 12 junio 2018].

[10] «Libya “chaos” makes it one of world’s most dangerous places to be a Christian». En: World Watch Monitor, 12-8-2016. [En línea]. Disponible en: <https://www.worldwatchmonitor.org/2016/08/libya-chaos-makes-it-one-of-worlds-most-dangerous-places-to-be-a-christian/>. [Consulta: 11 junio 2018].

[11] Moutaz ALÍ, «Convert to Christianity arrested in Benghazi». Libya Herald, 7-11-2016. [En línea]. Disponible en: <https://www.libyaherald.com/2016/11/07/convert-to-christianity-arrested-in- benghazi/>. [Consulta: 11 junio 2018].

[12] «Libyan Christian arrested for proselytising». En: World Watch Monitor, 8-11-2016. [En línea]. Disponible en: <https://www.worldwatchmonitor.org/coe/libyan-christian-arrested-for-proselytizing/>. [Consulta: 10 junio 2018].

[13] «Libyan authorities confirm: the bodies of the 21 Coptic martyrs have been found». En: Agenzia Fides, 7-10-2017. [En línea]. Disponible en: <http://www.fides.org/en/news/63028-
AFRICA_LIBYA_Libyan_authorities_confirm_the_bodies_of_the_21_Coptic_martyrs_have_been_found#.WdtUjpBvSUk>. [Consulta: 11 junio 2018].

[14] Nader SHUKRY, «Bodies of Copts beheaded by Daesh, Libya, located». Watani, 29-9-2017. [En línea]. Disponible en: <http://en.wataninet.com/coptic-affairs-coptic-affairs/sectarian/bodies-of-copts-beheaded-by-daesh-libya-located/21419/>. [Consulta: 10 junio 2018].

[15] «Draft constitution’s freedoms not acceptable say Beida government’s religious authorities». Libya Herald, 2-8-2017. [En línea]. Disponible en: <https://www.libyaherald.com/2017/08/02/draft-constitutions-freedoms-not-acceptable-say-beida-governments-religious-authorities/>. [Consulta: 12 junio 2018].

[16] Helene FISHER y Elizabeth MILLER, «Christian women at double risk of persecution – because of gender as well as religion». En: World Watch Monitor, 7-3-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.worldwatchmonitor.org/2018/03/christian-women-face-twice-as-many-forms-of-persecution-as-men-for-gender-as-well-as-religion/>. [Consulta: 10 junio 2018].

Acerca de nosotros

Ayuda a la Iglesia Necesitada - ACN, Fundación de la Santa Sede promovida por el Papa Pío XII, e iniciada por el P. Werenfried van Straaten en 1947, apoya anualmente alrededor de 6.000 proyectos pastorales en más de 140 países. A través de la oración, la información y la caridad, ACN ayuda a los cristianos necesitados o que sufren persecución en cualquier parte del mundo.