Discriminación / Deterioro

Turquía

Religión

79.622.000Población

783.562 Km2Área

Leer el informe
keyboard_arrow_down

homekeyboard_arrow_rightTurquía

Marco legal sobre libertad religiosa y su aplicación efectiva

La Constitución turca [1] describe el país como Estado laico. Garantiza la libertad de conciencia, creencia religiosa, convicción, expresión y culto. El artículo 24 prohíbe la discriminación por motivos religiosos y la explotación o abuso de «los sentimientos religiosos o de los objetos considerados sagrados por la religión».

El Estado turco coordina y gobierna los asuntos religiosos a través de un Directorio (o Presidencia) de Asuntos Religiosos (Diyanet) establecido en 1924, según el artículo 136 de la Constitución, como sucesor de la más alta autoridad religiosa (shayj al islam) tras la abolición de califato otomano. Bajo la jurisdicción de la Oficina del Primer Ministro, el Directorio fomenta la enseñanza y las prácticas del islam suní. En 2018 el Gobierno turco ya había asignado dos mil millones de dólares estadounidenses del presupuesto estatal al Directorio, lo que supone una concesión superior a la de otros doce ministerios y a la de la mayor parte de las instituciones del Estado [2].

Los documentos nacionales de identidad contienen un espacio para la identificación religiosa, aunque la Constitución estipula que no se puede obligar a nadie a revelar sus creencias religiosas [3].

No se exige que los grupos religiosos se registren ante las autoridades, pero el Estado no reconoce los lugares de culto de los grupos no registrados [4].

De acuerdo con la Constitución, la formación religiosa en el islam suní es obligatoria en la escuela primaria y secundaria financiada por el Estado. Solo los alumnos que se identifican como «cristianos» o «judíos» en su documento nacional de identidad pueden solicitar la exención de esta asignatura. El Gobierno sigue negando la exención de la educación islámica suní a los alevíes y a otros niños [5].

El Gobierno interpreta de forma restrictiva el Tratado de Lausana de 1923, que menciona a las «minorías no musulmanas», y solo concede el estatus de minoría legal especial a tres grupos reconocidos: los cristianos ortodoxos apostólicos armenios, los cristianos ortodoxos griegos y los judíos. A pesar de este estatus especial, a estos grupos, igual que a otros minoritarios como los católicos, siríacos, protestantes, alevíes, etc., no se les concede personalidad jurídica: no pueden comprar y vender propiedades ni recibir reparación jurídica. Actualmente disponen de propiedades a través de fundaciones [6].

No existen datos fiables sobre los grupos religiosos minoritarios [7].

En el Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo 2016, de la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado de los Estados Unidos, se explica de forma más detallada la situación de la apenas conocida presencia no musulmana en Turquía. El informe declara que los grupos minoritarios ofrecen cifras que demuestran que hay 90 000 cristianos apostólicos armenios (de los cuales, 60 000 son ciudadanos turcos y el resto, inmigrantes ilegales procedentes de Armenia); 25 000 católicos romanos (muchos de ellos inmigrantes recientes que han llegado desde África y Filipinas); 25 000 ortodoxos siríacos; 15 000 ortodoxos rusos; 7 000 protestantes; 22 000 yazidíes (llegados, en su mayoría, como refugiados en 2014); 17 000 judíos; 10 000 bahaíes y 5 000 testigos de Jehová [8]. También afirma que «las estimaciones sobre el número de ateos varían, pero las últimas encuestas publicadas indican que aproximadamente el 2 % de la población es atea» [9].

Las oleadas de inmigrantes que huyen de la guerra civil en Siria han cambiado la demografía religiosa de Turquía. Desde 2014 han entrado en el país miles de católicos áraboparlantes (fundamentalmente caldeos, siríacos) y cristianos ortodoxos. Se calcula que la cifra total de refugiados que han entrado en Turquía asciende a tres millones y medio hasta el primer cuarto de 2018 [10]. Establecidos en 81 ciudades turcas, estos refugiados tienen que permanecer en el lugar en el que se registraron para recibir ayuda económica del Gobierno. Se les permite trabajar, pero solo si están registrados. Se desconoce el número de refugiados no musulmanes que han llegado a estas ciudades. Los refugiados cristianos luchan por mantener su fe, ya que la mayor parte de las iglesias están en Estambul y en algunas otras ciudades grandes. La pequeña minoría de ministros cristianos áraboparlantes se ve obligada a viajar de ciudad en ciudad y alquilar (a veces a precios muy elevados) locales para celebrar bautismos, confirmaciones y bodas múltiples, en muchas ocasiones todo ello en el mismo día.

El Estado solo permite la formación de clérigos suníes y limita la del resto de los grupos religiosos. La carencia de seminarios cristianos en Turquía impide que los patriarcados ortodoxos griego y armenio formen a la siguiente generación de clérigos.

En 1971 se cerró el Seminario Teológico Ortodoxo Griego. El Gobierno turco afirma que el motivo fue la negativa del Gobierno griego a garantizar reciprocidad en la libertad religiosa de la minoría musulmana turca [11].

La comunidad judía de Turquía puede practicar su religión con entera libertad. Las sinagogas reciben protección continua por parte del Gobierno. Sin embargo, el antisemitismo, especialmente en los medios impresos y en las redes sociales, sigue siendo un problema en Turquía. No obstante, este es el único país de mayoría musulmana que colabora activamente con la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto [12].

Incidentes

La comunidad ortodoxa armenia constituye el grupo cristiano más numeroso de Turquía. Con 60 000 miembros, esta Iglesia está intentando resolver unos problemas internos de liderazgo que repercuten en su reconocimiento legal por parte de Turquía [13]. El patriarca titular, Mesrob II Mutafyan, enfermó en 2008 y permanece desde entonces en «estado vegetativo» en un hospital de Estambul. El 15 de marzo de 2015, la asamblea eclesial eligió al arzobispo Bekçiyan, entonces primado de los armenios en Alemania, como locum tenens del patriarcado, dándole instrucciones para que organizase las elecciones. Sin embargo, el Gobierno turco se negó a reconocer las elecciones al patriarcado, ya que el patriarca actual sigue vivo. El arzobispo Bekçiyan abandonó el país el 13 de febrero de 2018 [14].

El 7 de octubre de 2016, Andrew Brunson, pastor de la Iglesia de la Resurrección de Esmirna que llevaba viviendo en Turquía desde hacía más de dos décadas, fue detenido, acusado de colaborar con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado como organización terrorista por la OTAN, Estados Unidos y la Unión Europea. El juicio a Brunson es uno de los procesos legales que están tensando las relaciones entre Estados Unidos y Turquía [15]. Según el abogado de Brunson, Ismail Cem Halavurt, el arresto del pastor de Carolina del Norte está motivado por sus creencias religiosas. «Hay pruebas que demuestran que Brunson fue arrestado a causa de su fe», declaró Halavurt a una agencia de noticias justo antes del inicio del juicio en abril de 2018. Pero el papel religioso de Brunson fue calificado de «colaboración con organización terrorista» [16]. Lo acusaron de ayudar a un grupo armado y de «obtener información confidencial del Gobierno para el espionaje político y militar». En el momento de redactar este informe, el juicio aún no ha terminado [17]. El 8 de febrero de 2018, el Parlamento Europeo instó a Turquía a liberar al pastor Brunson [18].

Durante la época navideña se incrementaron las expresiones de odio contra algunas Iglesias protestantes de Turquía, y los medios de comunicación informaban sobre lugares concretos de culto atemorizando así a los fieles que habían previsto asistir a las ceremonias que se celebraran en ellos [19].

Entre noviembre y diciembre de 2017, unos individuos rompieron las ventanas e hicieron pintadas sobre las fachadas del templo de la Iglesia Kurtulus de Malatya, la iglesia de Balikesir y la de la Iglesia Internacional de Kadikoy, en Estambul.

En marzo de 2017, Radio Shema, la cadena cristiana de Ankara, recibió amenazas de muerte. Desde entonces, tanto la emisora como su director disponen de mayor protección policial.

Futuro de la libertad religiosa

En abril de 2018, el Gobierno turco convocó elecciones anticipadas para el 24 de junio de 2018. Estas elecciones se celebraron bajo el estado de excepción declarado desde el intento de golpe de Estado de julio de 2016. Durante este tiempo, Turquía ha asistido a arrestos masivos, despidos arbitrarios y otros abusos. Desde el golpe fallido, se ha detenido a unas 160 000 personas y se ha despedido a un número similar de funcionarios públicos. Se han cerrado los medios de comunicación de la oposición y se ha enviado a la cárcel a muchos periodistas. Este ambiente de intolerancia, miedo e inestabilidad afecta a las minorías religiosas de Turquía. De hecho, son las más perjudicadas; los grupos cristianos, por ejemplo, han disminuido y el cristianismo está al borde de la desaparición.

La Constitución de 1982 establece la laicidad como un principio básico que define las relaciones entre el Estado turco y el islam, además de las relaciones del Estado con otras religiones. Aunque teóricamente garantiza la protección, «el laicismo al estilo turco» ha sido enormemente coactivo con los no musulmanes. El partido (islamista) Justicia y Desarrollo que gobierna Turquía quiere debatir el concepto del estilo turco de laicismo para «liberar» al islam de «kemalismo» (las ideas y principios laicistas de Mustafá Kemal Atatürk, fundador y primer presidente de la República de Turquía). Paradójicamente, las minorías podrían salir beneficiadas de esta flexibilidad, porque se les concedería mayor reconocimiento jurídico y protección para sus bienes. No obstante, los no musulmanes temen que se trate solo de una fachada de cara a la comunidad internacional.

No se puede negar que Turquía se está dirigiendo hacia una autocracia y que esto puede acabar en un retroceso de la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales. La sociedad turca lleva tiempo sometida a influencias islamistas, algunas de ellas claramente intolerantes con los no musulmanes. Las iglesias y sinagogas reciben amenazas con frecuencia; los no musulmanes cada vez encuentran mayores dificultades para expresar su fe en público.

Notas finales / Fuentes

[1] Turkey’s Constitution of 1982 with Amendments through 2011 Subsequently amended. En: Constitute Project, constituteproject.org. [En línea]. Disponible en: <https://www.constituteproject.org/constitution/Turkey_2011.pdf?lang=en>. [Consulta: 3 mayo 2018]. Los artículos citados de la Constitución turca han sido tomados y traducidos de esta fuente.

[2] V. «Huge budget allocated to Ministry of Religious Affairs in 2018». Sol, 3-11-2017. [En línea]. Disponible en: <https://news.sol.org.tr/huge-budget-allocated-ministry-religious-affairs-2018-173437>. [Consulta: 19 abril 2018].

[3] V. «Turkey». En: oficina de democracia, derechos humanos y trabajo del depto. de estado de los estados unidos, International Religious Freedom Report for 2016 (‘Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo 2016’). [En línea]. Disponible en: <https://www.state.gov/j/drl/rls/irf/religiousfreedom/index.htm?year=2016&dlid=268876#wrapper>. [Consulta: 19 abril 2018].

[4] Ibidem.

[5] Ibidem.

[6] Ibidem.

[7] Ibidem.

[8] Ibidem.

[9] Ibidem.

[10] V. «Son dakika: Türkiye’de kaç milyon mülteci var? Bakan Soylu açıkladı» (‘Última hora: ¿Cuántos refugiados hay en Turquía? El ministro Soylu lo explica’). Sözcü, 15-2-2017. [En línea]. Disponible en: <https://www.sozcu.com.tr/2017/gundem/turkiyede-kac-milyon-multeci-var-bakan-soylu-acikladi-1680764/>. [Consulta: 25 abril 2018].

[11] A. Dayıoğlu e I. Aslım, «Reciprocity Problem between Greece and Turkey: The Case of Muslim-Turkish and Greek Minorities». Athens Journal of History, vol. 1, n.º 1, enero de 2015, pp. 37-49. [En línea]. Disponible en: <https://www.atiner.gr/journals/history/2015-1-1-3-Dayioglu.pdf>. [Consulta: 3 mayo 2018].

[12] T. J. Rees y otros, «Turkey». En: Annual report of the U.S. Commission on International Religious Freedom. [En línea]. Disponible en: <http://www.uscirf.gov/sites/default/files/2017.USCIRFAnnualReport.pdf>. [Consulta: 18 abril 2018].

[13] V. «Turkey». En: International Religious Freedom Report for 2016.

[14] A-B. Hoffner, «Turkish authorities reject elected leader of Armenian Church». La Croix international, 15-2-2018. [En línea]. Disponible en: <https://international.la-croix.com/news/turkish-authorities-reject-elected-leader-of-armenian-church/6945>. [Consulta: 19 abril 2018].

[15] V. «Turkish court rules US pastor will remain in custody amid coup trial». The Guardian, 16-4-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.theguardian.com/world/2018/apr/16/andrew-brunson-turkey-coup-links-denial-erdogan>. [Consulta: 19 abril 2018].

[16] Ibidem.

[17] M. Yetkín, «Will Pompeo open a new page in US-Turkey ties?». Hurriyet, 4-5-2018. [En línea]. Disponible en: <http://www.hurriyetdailynews.com/opinion/murat-yetkin/will-pompeo-open-a-new-page-in-us-turkey-ties-131297>. [Consulta: 4 mayo 2018].

[18] «Turkey: European Parliament urges Turkey to guarantee religious freedom and to release Pastor Andrew Brunson». En: Human Rights Without Frontiers. [En línea]. Disponible en: <http://hrwf.eu/turkey-european-parliament-urges-turkey-to-guarantee-religious-freedom-and-to-release-pastor-andrew-brunson/>. [Consulta: 20 abril 2018].

[19] 2017 Human Rights Violations Report. En: Protestan Kiliseler Derneği (‘Asociación de Iglesias Protestantes’), 30-1-2018. [En línea]. Disponible en: <http://www.protestankiliseler.org/eng/?p=835>. [Consulta: 18 abril 2018].

Acerca de nosotros

Ayuda a la Iglesia Necesitada - ACN, Fundación de la Santa Sede promovida por el Papa Pío XII, e iniciada por el P. Werenfried van Straaten en 1947, apoya anualmente alrededor de 6.000 proyectos pastorales en más de 140 países. A través de la oración, la información y la caridad, ACN ayuda a los cristianos necesitados o que sufren persecución en cualquier parte del mundo.