Religión

1.309.000Población

45.227 Km2Área

Leer el informe
keyboard_arrow_down

homekeyboard_arrow_rightEstonia

Marco legal sobre libertad religiosa y su aplicación efectiva

La Constitución[1] estonia establece la separación entre la Iglesia y el Estado. El artículo 40 declara que los individuos son libres de pertenecer a cualquier grupo religioso y practicar cualquier religión, individual o colectivamente, en público y en privado, salvo que «ponga en peligro el orden, la salud o la moral públicos». El artículo 12 prohíbe la incitación al odio, la violencia o la discriminación por motivos religiosos. Conforme al artículo 124, los objetores de conciencia tienen derecho constitucional para negarse a realizar el servicio militar por motivos religiosos, pero la ley los obliga a prestar un servicio alternativo.

La Ley de Iglesias y Congregaciones de 2002[2] regula las actividades de las asociaciones y sociedades religiosas. Como asociaciones religiosas se consideran las «Iglesias, congregaciones, asociaciones de congregaciones y monasterios». Por sociedades religiosas se entiende las «asociaciones voluntarias» cuyas actividades principales son de naturaleza religiosa o ecuménica en los ámbitos «moral, ético, educativo, cultural, confesional o ecuménico, de rehabilitación diaconal y social, al margen de las formas tradicionales de los ritos religiosos de una Iglesia o congregación y que no necesitan estar vinculadas a una asociación de congregaciones eclesiales o a una congregación concreta».

Las asociaciones religiosas deben registrarse en el Tribunal del Condado de Tartu[3]. Las Iglesias, comunidades y asociaciones de congregaciones están obligadas a tener un consejo de administración cuyos miembros tienen que ser ciudadanos estonios o residentes legales. Los monasterios deben contar con un superior (elegido o designado)[4]. Para solicitar el registro oficial, las asociaciones religiosas necesitan un mínimo de 12 miembros. Los miembros del consejo de administración tienen que firmar una solicitud y legalizarla ante notario, solicitud en la que deben figurar la duración de la asamblea constituyente, así como un ejemplar de los estatutos de la asociación. El registro de las asociaciones religiosas está regulado por la ley de asociaciones sin ánimo de lucro. Las asociaciones religiosas registradas pueden acceder a algunos beneficios impositivos como la exención del impuesto sobre el valor añadido. Las autoridades tienen registradas en total cerca de 550 asociaciones religiosas[5]. Las asociaciones religiosas no registradas pueden realizar actividades religiosas pero no actuar como personas jurídicas[6].

Las sociedades religiosas también están reguladas por la ley de asociaciones sin ánimo de lucro. Igual que las asociaciones religiosas, disfrutan de algunos beneficios impositivos. Para registrarse conforme a la mencionada ley, los fundadores de la sociedad religiosa tienen que elaborar un borrador de contrato constituyente y de los estatutos, y presentar una solicitud electrónica o en papel en el registro de empresas[7].

Según el Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo 2016[8], el Gobierno estonio financió al Consejo Estonio de Iglesias, organismo en el que se reúnen diez Iglesias entre las que figuran la Iglesia luterana, y las dos Iglesias ortodoxas del país. Las autoridades no tienen ningún papel en la asignación de fondos. Parte del dinero se entregó a Iglesias individuales, otra parte fue utilizada en proyectos ecuménicos y el resto se invirtió en la formación de funcionarios eclesiásticos para que trabajen en la sociedad civil. El Gobierno consultó tanto a los representantes de la comunidad musulmana de Estonia como al Consejo de Iglesias al elaborar la legislación sobre refugiados e inmigración.

En enero de 2018, el Gobierno decidió pagar una compensación a las Iglesias que habían sufrido pérdidas durante la Segunda Guerra Mundial. La Iglesia luterana de Estonia va a recibir 6,8 millones de euros, mientras que la Iglesia ortodoxa apostólica de Estonia recibirá 1,4 millones de euros. En contraprestación, renunciarán a cualquier reclamación de restitución posterior. La Iglesia ortodoxa estonia-Patriarcado de Moscú criticó la decisión y no recibirá ninguna compensación a pesar de que también sufrió pérdidas durante la guerra[9].

Incidentes

Según un artículo de la revista Time, en Estonia, a diferencia de otros países, no se ha producido una reacción antimusulmana relacionada con la crisis de los refugiados[10]. El Gobierno sigue siendo uno de los más dispuestos a aplicar el plan de reubicación de refugiados de la Unión Europea. La actitud de la población se puede calificar fundamentalmente como indiferente. Sin embargo, el artículo observa que esto podría cambiar en el futuro a causa de la enorme insatisfacción de los propios refugiados con el plan de reubicación. Muchos de ellos prefieren arriesgarse a viajar a Alemania, como pretendían desde el principio, antes que integrarse en una sociedad que no han elegido. Entre sus críticas destaca la falta de servicios religiosos apropiados, por ejemplo mezquitas y comida halal. Así pues, el artículo indica que, con el tiempo, la actitud de la población estonia local podría cambiar en una dirección negativa como consecuencia de la aparente falta de gratitud de unos refugiados que reciben los mismos beneficios que los nacionales.

Algunos medios de comunicación locales, como el periódico Eesti Paevaleht, han informado de una mayor hostilidad hacia los musulmanes que en años anteriores; pero es difícil determinar si se debe exclusivamente a la identidad religiosa, ya que religión y etnia se superponen[11].

Mientras tanto, los Soldados de Odín, organización de extrema derecha originaria de Finlandia, han ido adquiriendo popularidad en Estonia. Sus miembros han empezado a patrullar las calles para vigilar los movimientos de los refugiados. Los musulmanes están explícitamente excluidos de la selección. Hannes Hanso, ministro de Defensa de Estonia, se ha pronunciado en contra de estos grupos de vigilancia, que tienen fines discutibles[12].

El Partido Popular Conservador de Estonia, que actualmente cuenta con siete escaños en el Parlamento, defiende una serie de medidas dirigidas contra musulmanes, judíos y cristianos ortodoxos, entre ellas la prohibición de construir nuevas mezquitas e iglesias ortodoxas orientales. Uno de sus miembros, Georg Kirsberg, comunicó su intención de despenalizar la negación del Holocausto y defendió «una enseñanza correcta de la historia del Tercer Reich». El líder del partido declaró que estas opiniones no se corresponden con la política del partido[13].

A pesar de esto, en Estonia los incidentes antisemitas siguen siendo escasos. Miembros de la comunidad judía han afirmado que se sienten muy seguros y que reciben un trato cálido[14].

Futuro de la libertad religiosa

Como en años anteriores, la situación de Estonia permanece estable, con pocos o ningún incidente de violencia religiosa. La mayor parte de los grupos religiosos no ha experimentado ningún cambio notable. Sin embargo, a medida que se vaya intensificando la crisis de los refugiados, es posible que la actitud de la sociedad hacia los musulmanes empeore. Hasta ahora, la mayor parte de los estonios han manifestado una gran indiferencia hacia los refugiados. Algunas congregaciones luteranas (Harju Risti y Talinn Bethel) han ayudado a familias refugiadas a encontrar alojamiento[15].

Notas finales / Fuentes

[1] Estonia’s Constitution of 1992 with Amendments through 2015. En: Constitute Project, constituteproject.org. [En línea]. Disponible en: <https://www.constituteproject.org/constitution/Estonia_2015.pdf?lang=en>. [Consulta: 23 marzo 2018]. Todos los artículos citados de la Constitución estonia remiten a esta fuente.

[2] Ley de Iglesias y Congregaciones (2002). En: Riigi Teataja (‘Boletín Oficial’). [En línea]. Disponible en: <https://www.riigiteataja.ee/en/eli/530102013065/consolide>. [Consulta: 23 marzo 2018].

[3] V. «Estonia». En: oficina de democracia, derechos humanos y trabajo del depto. de estado de los estados unidos, International Religious Freedom Report for 2016 (‘Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo 2016’). [En línea]. Disponible en: <http://www.state.gov/j/drl/rls/irf/religiousfreedom/index.htm?year=2016&dlid=268810>. [Consulta: 23 marzo 2018].

[4] V. Ley de Iglesias y Congregaciones (2002).

[5] V. «Estonia». En: International Religious Freedom Report for 2016.

[6] V. Ley de Iglesias y Congregaciones (2002).

[7] V. «Estonia». En: International Religious Freedom Report for 2016.

[8] Ibidem.

[9] «Estonia: rząd zapłaci Kościołom odszkodowania za straty wojenne» (‘Estonia: el Gobierno pagará a las Iglesias una compensación por las pérdidas de la guerra’). En: wiadomosci.onet.pl, 24-1-2018. [En línea]. Disponible en: <https://wiadomosci.onet.pl/swiat/estonia-rzad-zaplaci-kosciolom-odszkodowania-za-straty-wojenne/bb35m68>. [Consulta: 23 marzo 2018].

[10] A. Baker, «When Home isn’t where the Heart is». Time.com, 25-5-2017. [En línea]. Disponible en: <http://time.com/4793913/finding-home-estonia-where-the-heart-is/>. [Consulta: 23 marzo 2018].

[11] V. «Estonia». En: International Religious Freedom Report for 2016.

[12] S. Klingsley, «Estonian Defense Ministry doesn’t want anti-migrant groups patrolling streets». Russia Today, 16-2-2016. [En línea]. Disponible en: <https://www.rt.com/news/332683-estonia-anti-migrant-patrols-odin/>. [Consulta: 23 marzo 2018].

[13] «Estonian politician vows to legalize Holocaust denial». Jerusalem Post, 3-6-2017. [En línea]. Disponible en: <http://www.jpost.com/Diaspora/Estonian-politician-vows-to-legalize-Holocaust-denial-494661>. [Consulta: 23 marzo 2018].

[14] T. Zieve, «Estonia celebrates 10 years of first Jewish Community Center since WWII». Jerusalem Post, 27-5-2017. [En línea]. Disponible en: <http://www.jpost.com/Diaspora/Estonia-celebrates-10-years-of-first-Jewish-Community-Center-since-WWII-494058>. [Consulta: 23 marzo 2018].
[15] V. «Estonia». En: International Religious Freedom Report for 2016.

Acerca de nosotros

Ayuda a la Iglesia Necesitada - ACN, Fundación de la Santa Sede promovida por el Papa Pío XII, e iniciada por el P. Werenfried van Straaten en 1947, apoya anualmente alrededor de 6.000 proyectos pastorales en más de 140 países. A través de la oración, la información y la caridad, ACN ayuda a los cristianos necesitados o que sufren persecución en cualquier parte del mundo.