Religión

4.063.000Población

33.846 Km2Área

Leer el informe
keyboard_arrow_down

homekeyboard_arrow_rightMoldavia

Marco legal sobre libertad religiosa y su aplicación efectiva

En Moldavia el derecho a la libertad de religión o creencia está consagrado en la Constitución de 1994 [1] , que reconoce al pueblo el derecho a practicar una religión de forma independiente y autónoma respecto al Estado (v. artículo 31 sobre la libertad de conciencia), el derecho de reunión pacífica (v. artículo 40 sobre la libertad de reunión) y el derecho a la igualdad con independencia de la religión o creencia (v. artículo 16 sobre la igualdad).

Aunque estas libertades están garantizadas por la Constitución y no hay una religión oficial de Estado, la Iglesia ortodoxa moldava actúa como religión de Estado no oficial.

La Ley sobre Confesiones Religiosas y sus Partes Integrantes n.º 125 del 11 de mayo de 2007 (que es una revisión de la Ley sobre Confesiones Religiosas de 1992) regula las relaciones entre el Estado y las asociaciones religiosas. Esta ley reconoce el papel de la Iglesia ortodoxa moldava. El artículo 15, párrafo 5, afirma que «el Estado reconoce la especial importancia y el papel destacado de la religión cristiana ortodoxa y, respectivamente, de la Iglesia ortodoxa moldava en la vida, la historia y la cultura del pueblo de Moldavia» [2] . Y el artículo 4, párrafo 4, prohíbe «el proselitismo abusivo» [3] .

El Ministerio de Justicia supervisa el proceso de registro de los grupos religiosos. No hay obligación de registrarse, pero sí beneficios por hacerlo. Las religiones registradas pueden crear asociaciones y fundaciones; están exentas de pagar impuestos sobre propiedades y bienes raíces; poseen propiedades y terrenos en los cementerios, y pueden solicitar permisos de residencia temporal para misioneros, así como construir iglesias, publicar textos religiosos, abrir cuentas bancarias y contratar empleados [4].

Si a un grupo se le deniega o rechaza el registro como entidad religiosa, puede intentar registrarse como organización civil.

El Gobierno moldavo ha reconocido oficialmente a 52 entidades religiosas[5]. Algunos grupos religiosos minoritarios han tenido problemas para registrarse. Los solicitantes han llevado al Tribunal Europeo de Derechos Humanos dos de los casos: el de la «Iglesia metropolitana de Besarabia y otros contra Moldavia» (2002) [6], y el de la «Cârmuirea Spirituală a Musulmanilor din Republica Moldova v. Moldova» (2005) [7].

En los colegios públicos se puede optar por dos tipos distintos de clase de religión: un plan de estudios específico para los ortodoxos y los católicos romanos o un plan de estudios dirigido a los cristianos evangélicos y los adventistas del séptimo día [8].

La situación en la región separatista de Transnistria sigue sin cambios desde el acuerdo de alto el fuego de 1992. Es un estado de facto no reconocido por la comunidad internacional. Moldavia se refiere a ella como «la unidad territorial autónoma con estatus jurídico especial de Transnistria». La consecuencia de no haber impuesto una Constitución común para Moldavia y Transnistria es que dos
Constituciones, dos parlamentos y dos sistemas legislativos gobiernan el territorio oficial de Moldavia y su región separatista [9].

En Transnistria, cerca del 80 % de la población pertenece a la Iglesia ortodoxa moldava. Otros grupos religiosos son baptistas, testigos de Jehová, musulmanes, católicos, adventistas del séptimo día, luteranos, cristianos evangélicos y carismáticos y ortodoxos de rito antiguo (veterocreyentes) [10].

La Constitución de Transnistria exige que las organizaciones religiosas estén registradas para disfrutar de algunas ventajas, aunque el registro no es obligatorio. La ley concede preferencia a la Iglesia ortodoxa moldava y, en la práctica, los requisitos exigidos para registrarse dificultan a muchos grupos
religiosos minoritarios funcionar adecuadamente en la zona. La Oficina del Fiscal tiene el control sobre la ley de libertad religiosa [11].

Incidentes

En el caso de «Mozer contra la República de Moldavia y Rusia» [12], «el demandante sostuvo que lo habían arrestado ilegalmente» en el territorio de la autoproclamada República Moldava de Transnistria. También denunció que le habían denegado el acceso a un pastor que le prestara atención espiritual, pese a que «esta negativa es incompatible con la Constitución y las leyes de la República Moldava de Transnistria» [13].

Como Transnistria no es miembro del Consejo de Europa, la demanda se presentó contra la República de Moldavia, que ha perdido el control sobre el territorio secesionista, y también contra Rusia como potencia que cogobierna el lugar junto a los separatistas. El Tribunal Europeo admitió la demanda. En su dictamen [14] , el tribunal falló por dieciséis votos contra uno que, entre otras cosas, la Federación de Rusia había violado el artículo 13 del Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, además de los artículos 3, 8 y 9 (libertad de pensamiento, conciencia y religión).

El Tribunal Supremo de Justicia de Moldavia denegó la apelación a dos
organizaciones Falun Gong, con sede en Moldavia, a las que tribunales inferiores ordenaron disolverse por utilizar un símbolo espiritual que contiene la esvástica, hecho que la ley considera extremista [15]. Sin embargo, en Asia, donde se originó el grupo, el símbolo no tiene relación con el nazismo.

Dirigentes de los testigos de Jehová denunciaron que la policía ignora los casos presentados de agresión física, amenazas y maltrato verbal contra sus miembros [16].

Fieles del movimiento adventista del séptimo día tuvieron problemas para matricular a sus hijos en el colegio por negarse a vacunarlos [17].

La comunidad judía de Moldavia denunció el incremento de los actos antijudíos. Además, afirma que la policía no ha hecho nada respecto a los actos vandálicos y el discurso de odio contra la comunidad [18].

En Transnistria, los testigos de Jehová siguen denunciando que las autoridades locales los hostigan, agreden, maltratan verbalmente, discriminan y limitan sus actividades [19].

Futuro de la libertad religiosa

El principal problema de la libertad religiosa de Moldavia es el sistema religioso estratificado en el que la Iglesia ortodoxa moldava ocupa una posición de privilegio y las asociaciones religiosas registradas disfrutan de una serie de derechos, mientras que a los grupos no registrados se les niega indebidamente el estatus de asociación religiosa registrada y el Estado no les reconoce su identidad religiosa.

Además, el vacío legal causado por la situación de Transnistria sigue siendo un obstáculo para que las minorías religiosas encuentren una reparación legal real a sus reclamaciones.

Notas finales / Fuentes

[1] Moldova (Republic of)'s Constitution of 1994 with Amendments through 2016 (‘Constitución de [la República de] Moldavia de 1994, enmendada en 2016’). En: Constitute Project, constituteproject.org. [En línea]. Disponible en:
<https://www.constituteproject.org/constitution/Moldova_2016.pdf?lang=en>. [Consulta: 15 marzo 2018]. Todos los artículos citados de la Constitución moldava remiten a esta fuente.

[2] PARLAMENTO DE LA REPÚBLICA DE MOLDAVIA, Law on religious denominations and their component parts. En: Legislationline.org, 2007. [En línea]. Disponible en:
<http://www.legislationline.org/documents/action/popup/id/15972>. [Consulta: 15 marzo 2018].

[3] Ibidem.

[4] Ibidem.

[5] V. «Moldova». En: OFICINA DE DEMOCRACIA, DERECHOS HUMANOS Y TRABAJO DEL DEPTO. DE ESTADO DE LOS ESTADOS UNIDOS, International Religious Freedom Report for 2016 (‘Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo 2016’). [En línea]. Disponible en:
<https://www.state.gov/j/drl/rls/irf/religiousfreedom/index.htm#wrapper>. [Consulta: 15 marzo 2018].

[6] El tribunal dictaminó que la Iglesia ortodoxa de Besarabia había sido discriminada y que se había violado su derecho a la libertad religiosa conforme al artículo 9 por el hecho de que el Gobierno moldavo no aprobase su inscripción en el registro como entidad separada de la Iglesia ortodoxa moldava. Véase: TRIBUNAL EUROPEO DE DERECHOS HUMANOS, Metropolitan Church of Bessarabia and Others v. Moldova. En: Strasbourg Consortium, 13-12-2001. [En línea]. Disponible en:
<http://www.strasbourgconsortium.org/portal.case.php?pageId=10#caseId=175>. [Consulta: 5 abril 2018].

[7] En numerosas ocasiones se ha denegado el registro a la Reunión Espiritual de Musulmanes de Moldavia. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que la solicitud no era admisible. Afirmó que no se había dado la razón al demandante en el caso presentado contra el Gobierno porque no había observado el procedimiento de registro pertinente conforme a la Ley de Confesiones Religiosas. Véase a este respecto: TRIBUNAL EUROPEO DE DERECHOS HUMANOS, Cârmuirea Spirituală a Musulmanilor din Republica Moldova v. Moldova. En: Strasbourg Consortium. [En línea]. Disponible en: <http://www.strasbourgconsortium.org/common/document.view.php?docId=4174>.
[Consulta: 9 mayo 2018].

[8] V. «Moldova». En: International Religious Freedom Report for 2016.

[9] P. MARSHALL, ROWMAN & LITTLEFIELD PUBLISHERS INC. (eds.), Religious Freedom in the World. Centro para la Libertad Religiosa del Instituto Hudson, 2008.

[10] V. «Moldova». En: International Religious Freedom Report for 2016.

[11] Ibidem.

[12] TRIBUNAL EUROPEO DE DERECHOS HUMANOS, Mozer v. The Republic of Moldiva and Russia (‘Mozer contra la República de Moldavia y contra Rusia’), app. 11138/10. En: Strasbourg Consortium, 23-2-2016. [En línea]. Disponible en:
<https://www.strasbourgconsortium.org/common/document.view.php?docId=7328>.[Consulta: 5 abril 2018].

[13] Ibidem.

[14] Ibidem.

[15] V. «Moldova». En: International Religious Freedom Report for 2016. También de interés:
PARLAMENTO DE LA REPÚBLICA DE MOLDAVIA, Law on combating extremist activity. En:
Legislationline.org. [En línea]. Disponible en: <http://www.legislationline.org/documents/action/popup/id/4824>. [Consulta: 5 abril 2018]. Véase asimismo el artículo 24 de la citada Ley sobre Confesiones Religiosas y sus Partes Integrantes N.º 125 of 11 th May 2007.

[16]  V. «Moldova». En: International Religious Freedom Report for 2016.

[17] Ibidem.

[18] Ibidem.

[19] Ibidem.

Acerca de nosotros

Ayuda a la Iglesia Necesitada - ACN, Fundación de la Santa Sede promovida por el Papa Pío XII, e iniciada por el P. Werenfried van Straaten en 1947, apoya anualmente alrededor de 6.000 proyectos pastorales en más de 140 países. A través de la oración, la información y la caridad, ACN ayuda a los cristianos necesitados o que sufren persecución en cualquier parte del mundo.