Religión

6.718.000Población

88.499 Km2Área

Leer el informe
keyboard_arrow_down

homekeyboard_arrow_rightSerbia

Marco legal sobre libertad religiosa y su aplicación efectiva

El artículo 11 de la Constitución serbia dispone que «no se establecerá ninguna religión como religión de Estado u obligatoria». El artículo 21 prohíbe la discriminación por motivos religiosos. El artículo 43 garantiza la libertad de religión, donde se incluye el derecho a convertirse a otra [1].

Después de varias décadas suprimida bajo el comunismo, la religión volvió a florecer en la década de 1990. La disgregación de Yugoslavia trajo la necesidad de nuevos valores y de recuperar la religión y la tradición. En Serbia, religión y etnia están estrechamente unidas y la confesión ortodoxa sigue siendo fundamental en la identidad serbia. En el censo de 2011, la población se autoidentificó étnicamente de la siguiente forma: serbios, 83,3 %; húngaros, 3,5 %; romaníes, 2,1 %; bosnios, 2 %; croatas, 0,8 %; eslovacos, 0,7 %, montenegrinos, 0,5 %; valacos, 0,5 %; y otros, 6,6 %.

La ley sobre Iglesias y comunidades religiosas reconoce siete Iglesias y comunidades religiosas «tradicionales» que cuentan con «una continuidad histórica de varios siglos en Serbia»: la Iglesia ortodoxa serbia, la Iglesia católica romana, la Iglesia evangélica eslovaca, la Iglesia cristiana reformada, la Iglesia cristiana evangélica, la comunidad islámica y la comunidad judía [2]. La personalidad jurídica de estas comunidades se remonta a la época del Reino de Yugoslavia. Además, de estos grupos, el Gobierno concede el estatus de «tradicional» a la diócesis de Dacia Felix de la Iglesia ortodoxa rumana, con sede jurídica en Rumanía y administrativa en Vrsac, en Voivodina. Según la ley de 2005 sobre finanzas, solo las siete primeras comunidades religiosas disfrutan exenciones de impuestos. Además, el Estado financia la formación religiosa en la escuela pública a estas religiones. El 0,12 % del presupuesto del país se dedica a subvencionar las actividades de las Iglesias y de las comunidades religiosas.

El resto de las comunidades religiosas tienen que someterse a un proceso de registro agotador y con frecuencia incoherente. El artículo 18 de la ley sobre Iglesias y comunidades religiosas establece que las comunidades religiosas que no se consideran «tradicionales» tienen que aportar una relación con el nombre y la firma de un mínimo de 100 miembros de la organización. Por otra parte, prohíbe registrarse a grupos cuya denominación incluya parte del nombre de un grupo ya registrado. La ley sobre Iglesias y comunidades religiosas fue recurrida ante el Tribunal Constitucional el 5 de octubre de 2010, pero el 16 de enero de 2013 el tribunal rechazó evaluar la constitucionalidad de varias de las disposiciones de esta norma.

Hay 17 Iglesias «no tradicionales» registradas oficialmente en Serbia: Iglesia adventista del Séptimo Día; Iglesia metodista evangélica; Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días (mormones); Iglesia evangélica de Serbia; Iglesia del Amor de Cristo; Iglesia cristiana espiritual; Unión de Iglesias cristianas baptistas de Serbia; Comunidad religiosa cristiana del Nazareno; Iglesia de Dios de Serbia; Comunidad cristiana protestante de Serbia; Iglesia Hermanos de Cristo de Serbia; Iglesia libre de Belgrado; testigos de Jehová; Iglesia del Sacramento de Sion; Unión de la Iglesia adventista del Séptimo Día Movimiento de Reforma; Iglesia evangélica protestante Centro Espiritual; e Iglesia evangélica de Cristo [3].

Las Iglesias ortodoxas griega y rusa no están registradas pero el Estado las reconoce y les permite operar con plena libertad. La Iglesia ortodoxa montenegrina aún no ha conseguido inscribirse en el registro ya que, según la ley canónica ortodoxa, hay que evitar que las diferentes diócesis ocupen un mismo territorio. La Iglesia ortodoxa rumana no tiene derecho a operar en algunas zonas del territorio serbio y la minoría rumana no siempre tiene acceso al culto en su propio idioma. Los miembros de la minoría nacional búlgara también solicitan que se celebre el culto en su lengua nativa.

La religión se introdujo en la escuela pública en julio de 2001, cuando el Gobierno aprobó un decreto sobre la enseñanza religiosa en la escuela primaria y secundaria [4]. Los alumnos pueden escoger entre formación religiosa o clases de educación cívica, y la asistencia es obligatoria una vez por semana. La asignatura de religión está impartida por sacerdotes y laicos seleccionados por las Iglesias y las comunidades religiosas pero designados y pagados por el Ministerio de Educación.

En febrero de 2016, el Parlamento serbio decretó la restitución de las propiedades judías expropiadas durante el Holocausto. En 2017, Serbia amplió la compensación a los supervivientes que viven en el extranjero. Según la Organización Mundial de Restitución Judía, unos 1000 serbios supervivientes del Holocausto viven en Estados Unidos y Europa [5].

Según Strahinja Sekulic, director general de la Agencia de Restitución de Serbia, ya se habían devuelto en su totalidad las propiedades previamente confiscadas a las Iglesias ortodoxa serbia, católica romana, ortodoxa romana, cristiana evangélica, grecocatólica, cristiana reformada y evangélica eslovaca, y a la comunidad judía, tanto los terrenos de bosque como los agrícolas y los edificados [6]. También se han devuelto bienes raíces a las Iglesias romana católica, serbia ortodoxa y cristiana evangélica y a la comunidad judía.

Las divisiones entre los musulmanes de Serbia han supuesto que no se haya producido ninguna restitución a la comunidad islámica. La Comunidad islámica en Serbia y la Comunidad islámica de Serbia han presentado solicitudes de restitución sobre las mismas propiedades, ya que ambas afirman ser las legítimas sucesoras de la Comunidad religiosa islámica del Reino de Yugoslavia, tal y como estaba registrada en 1930 [7].

La Iglesia ortodoxa serbia es la más numerosa del país y tiene un papel importante en la vida pública y política. Es una de las instituciones nacionales más influyentes y cuenta con el claro apoyo de las actuales autoridades del Estado, además de un amplio acceso a los medios de comunicación [8]. El artículo 11 de la ley sobre Iglesias y comunidades religiosas establece que «la Iglesia ortodoxa serbia ha representado un papel excepcional en la historia, la construcción del Estado y la civilización que han contribuido a la formación, conservación y desarrollo de la identidad de la nación serbia» [9]. El territorio de la Iglesia ortodoxa serbia se divide en seis metropolías, 31 eparquías y una archieparquía autónoma [10]. Según la Oficina Gubernamental para la Religión, esta Iglesia cuenta con 1962 sacerdotes y 1065 monjes y religiosas [11]. La institución educativa más importante para los ortodoxos de Serbia es la Facultad de Teología Ortodoxa de Belgrado. Los fieles ortodoxos serbios celebran sus festividades siguiendo el calendario juliano.

Los católicos romanos de Serbia viven fundamentalmente en Voivodina, donde se concentra una serie de minorías étnicas como la húngara, la croata, la eslovaca y la checa. La Iglesia católica está organizada en cuatro diócesis: la archidiócesis de Belgrado, y las diócesis de Subótica, Zrenjanin y Sirmia.

Hay más de 230 iglesias con más de 200 parroquias y 170 sacerdotes. La Iglesia católica ofrece la formación religiosa en las iglesias en vez de en la escuela porque los alumnos católicos están muy diseminados por las escuelas públicas. Mantiene las siguientes instituciones educativas: el Seminario Teológico San Agustín, el Instituto Teológico Catequético y el Seminario e Instituto (Gymnasium) Diocesano de Estudios Clásicos San Pablo, todos ellos en Subótica [12].

Los musulmanes ascienden al 7 % de la población y constituyen el tercer grupo religioso por número de miembros. Viven principalmente en Sandzak, región ubicada en la esquina sudeste del país. En Serbia hay dos comunidades musulmanas y ambas reivindican su legitimidad basándose en la continuidad histórica: la Comunidad islámica en Serbia, con sede en Sarajevo, y la Comunidad islámica de Serbia, con sede en Belgrado. Ambas organizaciones están constituidas por musulmanes suníes que siguen la escuela legal hanafí y no hay diferencias religiosas entre ellas.

Una gran mayoría de los miembros de la Comunidad islámica en Serbia son bosnios. La composición étnica de los seguidores de la Comunidad islámica de Serbia es muy heterogénea y reúne a romaníes, bosnios, albaneses, ashkalíes, goraníes, egipcios, turcos, etc. Actualmente, en Serbia hay más de 190 mezquitas, 120 de las cuales están en Sandzak [13].

En 2016, 50 ciudadanos serbios, entre ellos algunas mujeres y niños, han viajado a Siria e Irak para participar en la guerra. La mayor parte de ellos eran musulmanes bosnios de la región de Sandzak, aunque también reclutaron a algunos individuos de la población romaní, entre ellos un antiguo imán de la «paramezquita» Goran Pavlovic de Zemun. Según funcionarios del servicio de inteligencia serbio, los islamistas extremistas afirman tener vínculos con las comunidades wahabíes de Sandzak [14]. Las mismas fuentes aseguran que ocho combatientes del Dáesh de nacionalidad Serbia han muerto en el conflicto. Otros siete han sido condenados a largas penas de prisión al volver de la zona de guerra de Siria [15].

El mayor número de wahabíes reside en Priboi y Sienica, en Sandzak, y en Novi Pazar. Se desconoce la cifra exacta de seguidores de este grupo. Algunos de ellos han causado problemas en las mezquitas al interrumpir ceremonias religiosas con ánimo de imponer su forma de rezar. Estos incidentes han llevado a la Comunidad islámica en Serbia a prohibir la entrada de wahabíes en sus mezquitas. Desde entonces, rezan en sus casas [16].

En 2018, la Comunidad islámica celebró sus 150 años de existencia en Serbia.

Incidentes

Dada la interrelación entre las identidades nacional, étnica y religiosa, bajo la superficie de la sociedad serbia se perciben tensiones latentes. Sirvan de ejemplo de esta división etnicorreligiosa los incidentes que se presentan a continuación.

El 18 de abril de 2018, la Cámara de Apelaciones del Tribunal Penal Internacional condenó a Vojislav Seselj a 10 años de prisión por crímenes de guerra contra la minoría nacional croata de Serbia a principios de la década de 1990. El condenado afirmó que estaba dispuesto a repetir sus delitos, pero en esta ocasión contra el líder croata de Serbia, Tomislav Zigmanov [17].

El 17 de abril de 2018, durante una sesión del Parlamento nacional serbio, miembros del Partido Radical rodearon, insultaron y amenazaron a la parlamentaria del Partido Demócrata Aleksandra Jerkov cuando comentó la sentencia impuesta al criminal de guerra Vojislav Seselj. Nemanja Sarovic, parlamentario del Partido Radical del político serbio convicto, la llamó mentirosa y negó los delitos por los que su líder había sido condenado por el Tribunal de La Haya [18].

El 24 de marzo de 2018, unos delincuentes sin identificar atacaron a Nazir Salihovic, de 63 años, imán de una mezquita de la ciudad serbia de Novi Pazar y lo mataron a golpes. El imán Salihovic sufrió la agresión cuando regresaba a su casa tras dirigir la oración nocturna en la mezquita. La policía ha iniciado una investigación para identificar a los agresores [19].

El 26 de mayo de 2017, en la víspera del mes sagrado para los musulmanes, ramadán, las autoridades locales de Belgrado demolieron una mezquita construida ilegalmente a las afueras de la capital serbia. La construcción de esta mezquita de dos plantas en el barrio de Zemun Polje se inició en 2014 a pesar de que las autoridades se habían negado a conceder la licencia de construcción [20].

En Belgrado viven unos 20 000 musulmanes practicantes, pero solo hay una mezquita, construida en 1575 bajo el imperio turco otomano. El muftí Muhamed Hamdi Jusufspahic, jefe de la Asamblea Suprema de la Comunidad islámica de Serbia, afirmó que las autoridades de Belgrado no han emitido una sola licencia de construcción a la comunidad musulmana en las últimas cinco décadas. El Ministerio de Justicia de Serbia negó tales acusaciones. Mileta Radojevic, jefe del departamento del Ministerio de Cooperación con las Comunidades Religiosas, afirmó que Serbia cumple todos los criterios de la Unión Europea para garantizar los derechos y libertades religiosos y observa sus compromisos conforme a la Constitución [21].

Futuro de la libertad religiosa

Se han realizado avances en el ámbito de la restitución de propiedades a las comunidades religiosas. No obstante, hay un resurgimiento de las expresiones de odio en el discurso público por motivos étnicos, amplificado por la gran cobertura que le conceden los medios de comunicación. Este problema no presenta signos de disminuir. Incidentes como los acaecidos en el Parlamento nacional ejercen una gran influencia sobre las relaciones interreligiosas, así como sobre las relaciones entre las minorías nacionales y religiosas.

No se ha producido una mejoría significativa en el diálogo interreligioso: es escaso y dirigido fundamentalmente por los representantes religiosos locales. Aún no se sabe si las últimas tensiones políticas influirán en la situación de las minorías nacionales y religiosas, y en la libertad de religión del país.

Notas finales / Fuentes

[1] Véanse los artículos 1, 2 y 3 de The Law on Churches and Religious Communities. Boletín Oficial de la República de Serbia, n.º 36/06. [En línea]. Disponible en: <http://ravnopravnost.gov.rs/en/legislation/republic-of-serbia-legislation/>. [Consulta: 24 febrero 2018].

[2] Véase el artículo 10 The Law on Churches and Religious Communities.

[3] oficina del gobierno para la cooperación con las iglesias y las comunidades religiosas, Registro de Iglesias y Comunidades Religiosas. [En línea]. Disponible en: <http://vere.gov.rs/KSCVZ/uploads/Dokumenti/RegistarCrkavaIVerskihZajednica.pdf>. [Consulta: 24 febrero 2018].

[4] Boletín Oficial de la República de Serbia, n.º 46/2001 de 27 de julio.

[5] «Usvojen zakon o vraćanju imovine jevrejskoj zajednici» (‘Ley de Restitución de la Propiedad Judía’). En: N1 TV, 2-2-2016. [En línea]. Disponible en: <http://rs.n1info.com/a134202/Vesti/Vesti/Usvojen-zakon-o-vracanju-imovine-jevrejskoj-zajednici.html>. [Consulta: 24 febrero 2018].

[6] «Sekulić: Obeštećenje za oduzetu imovinu od 2018, Sekulić» (‘La devolución de la propiedad confiscada empezará el 2018’). En: N1 TV, 15-8-2017. [En línea]. Disponible en: <http://rs.n1info.com/a290972/Vesti/Vesti/Restitucija-Obestecenje-za-oduzetu-imovinu-od-2018.html>. [Consulta: 24 febrero 2018].

[7] D. Denovic, «Srbija: Restitucija – Dokle smo stigli?», 6-6-2011. [En línea]. Disponible en: <http://www.centar9.info/articles/pdf/RESTITUCIJA_-_Clanak_final.pdf>. [Consulta: 24 febrero 2018].

[8] M. Malesevic, «Christian Orthodox Religion Affiliation as a Core of National Being in Post-Communist Serbia». Collection of Papers of the Ethnographic Institute, vol. xxii.

Véase también: Everyday Culture in Post-Socialist Period. Belgrado: Instituto Etnográfico de la SASA (Academia Serbia de las Ciencias y las Artes, por sus siglas en inglés), 2006. [Consulta: 24 febrero 2018].

[9] Artículo 11 de The Law on Churches and Religious Communities.

[10] Constitution of the Serbian Orthodox Church. Belgrado, 1957. [En línea]. Disponible en: <http://www.spc.rs/eng/church>. [Consulta: 24 febrero 2018].

[11] J. Tasić, «Iz budžeta 330 miliona dinara za SPC». Danas, 21-9-2009. [En línea]. Disponible en: <https://www.danas.rs/politika/iz-budzeta-330-miliona-dinara-za-spc/>. [Consulta: 24 febrero 2018].

[12] Los datos han sido tomados de: <http://www.hnv.org.rs/katolicka_crkva.php>. [Consulta: 25 abril 2018].

[13] Los datos han sido tomados de: <https://mesihat.org/, https://www.rijaset.rs/>. [Consulta: 25 abril 2018].

[14] «Black Banners in the Western Balkans». En la web: Migration Research Institute (MRI), 25-1-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.migraciokutato.hu/en/2018/01/25/black-banners-in-the-western-balkans-jihadis-in-serbia-bosnia-albania-kosovo-and-macedonia/>. [Consulta: 24 febrero 2018].

[15] «Serbia Jails Seven Muslims For Involvement In Syria War». En: RFE/RL’s Balkan Service, 4-4-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.rferl.org/a/serbia-jails-seven-muslims-syria-war-involvement/29145260.html>. [Consulta: 6 abril 2018].

[16] E. Kendal, «Serbia: Wahhabi Activism In Sandzak». En: EA Foundation, 2012. [En línea]. Disponible en: <http://www.ea.org.au/ea-family/religious-liberty/serbia–wahhabi-activism-in-sandzak>. [Consulta: 24 febrero 2018].

[17] N. Latković, «Scandalous Seselj threats: I am Ready to Repeat My War Crimes. This time I will start with Tomislav Žigmanov and Nenad Čanak». Blic, 12-4-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.blic.rs/vesti/politika/skandalozne-seseljeve-pretnje-jos-intenzivnije-cu-da-ponovim-svoje-ratne-zlocine/40qjf0l\>. [Consulta: 23 abril 2018].

[18] N. Latković, «We Have Asked Serbian Radical Party MP About Insults Toward MP Aleksandra Jerkov And His Answer is Disgraceful». Blic, 17-4-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.blic.rs/vesti/politika/to-sto-je-ona-ustaska-kva-to-je-njena-stvar-pozvali-smo-poslanika-srs-koji-je-vredao/9fg7r0x>. [Consulta: 23 abril 2018].

[19] «Kurir.rs/Tanjug, Brutalno pretučen imam u Novom Pazaru» (‘Imán golpeado hasta la muerte en Novi Pazar’). Kurir, 23-3-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.kurir.rs/crna-hronika/3018167/brutalno-pretucen-imam-u-novom-pazaru-prebacen-u-bolnicu-lekari-mu-se-bore-za-zivot>. [Consulta: 6 abril 2018].

[20] J. Mirković, «Srušena nelegalni vjerski object Islamske zajednice» (‘Demolido el edificio de la comunidad islámica construido ilegalmente’). N1 Belgrado, 26-5-2017. [En línea]. Disponible en: <http://rs.n1info.com/a251443/Vesti/Vesti/Srusena-dzamija-u-Zemun-Polju.html>. [Consulta: 24 febrero 2018].

[21] A. Vasović, «With just one mosque, Belgrade’s Muslims are forced to improvise». En: Reuters, 15-11-2017. [En línea]. Disponible en: <https://www.reuters.com/article/us-serbia-islam-mosques/with-just-one-mosque-belgrades-muslims-are-forced-to-improvise-idUSKBN1DF1KB>. [Consulta: 24 febrero 2018].

Acerca de nosotros

Ayuda a la Iglesia Necesitada - ACN, Fundación de la Santa Sede promovida por el Papa Pío XII, e iniciada por el P. Werenfried van Straaten en 1947, apoya anualmente alrededor de 6.000 proyectos pastorales en más de 140 países. A través de la oración, la información y la caridad, ACN ayuda a los cristianos necesitados o que sufren persecución en cualquier parte del mundo.