Persecución / Sin Cambios

Arabia Saudí

Religión

32.158.000Población

2.206.714 Km2Área

Leer el informe
keyboard_arrow_down

homekeyboard_arrow_rightArabia Saudí

Marco legal sobre libertad religiosa y su aplicación efectiva

Salmán bin Abdulaziz al Saud, rey de Arabia Saudí desde 2015, es al mismo tiempo el jefe del Estado y el jefe del Gobierno. El Reino basa su legitimidad en su interpretación de la sharía (la ley islámica) y en la Ley Básica de Gobernanza de 1992. Durante el reinado del fallecido rey Abdalá (2005-2015), el país se fue modernizando gradualmente. Con cerca del 20 % de las reservas de petróleo del mundo, el país es uno de los más ricos de la zona y una potencia dirigente del mundo árabe.

En los últimos años han aumentado las demandas de reformas políticas, además de las exigencias de cambios sociales, como el derecho de las mujeres a conducir y el de libertad de expresión. En 2016, el Gobierno saudí adoptó una serie de ambiciosas reformas económicas: Visión 2030 y el Programa de Transformación Nacional para reducir su dependencia de los ingresos que aporta el petróleo [1].

Más del 30 % de la población que reside en el país es extranjera [2], mayoritariamente cristiana, budista o hindú [3]. Un censo extraoficial publicado por el Vicariato Apostólico de Arabia del Norte calcula que hay más de 1 500 000 católicos [4], principalmente trabajadores extranjeros procedentes de la India y Filipinas. Algunos informes indican que un número cada vez mayor de saudíes se identifican como ateos [5] o cristianos [6]. Sin embargo, ante las duras consecuencias sociales y legales que se desprenden de abandonar el islam, no dan el paso a la conversión [7]. El Reino no tiene relaciones diplomáticas oficiales con la Santa Sede [8].

Arabia Saudí es la cuna del islam y el lugar en el que están emplazados sus dos santuarios más sagrados, La Meca y Medina; su rey es el Guardián de las dos Sagradas Mezquitas. Según la Ley Básica, el Corán y la Suna sirven como Constitución del país [9]. Aunque la ley se basa en la escuela de jurisprudencia islámica hanbalí, también influyen enormemente las interpretaciones de Muhamad ibn Abd al Wahab, en cuyas enseñanzas se basa el wahabismo. Dentro de Arabia Saudí no se utiliza el término wahabismo, pero hay quien defiende que la forma de islam que se practica en el país se define mejor como tal. El país sigue una interpretación estricta del islam suní, que incluye restricciones a las mujeres y duras sanciones para una serie de delitos, entre ellas, la pena capital (por decapitación) para menores. Todos los ciudadanos saudíes tienen que ser musulmanes. Los no musulmanes deben convertirse al islam para poder obtener la nacionalidad. Se considera que los hijos de padres musulmanes son musulmanes. Está prohibido difundir enseñanzas islámicas no oficiales [10].

La libertad religiosa ni se reconoce ni se protege. La conversión desde el islam a otra religión se considera apostasía, legalmente castigada con la muerte, igual que la blasfemia contra el islam suní. Importar y distribuir materiales religiosos no islámicos es ilegal, lo mismo que el proselitismo, tanto para los ciudadanos saudíes como para los extranjeros [11]. Están prohibidos los lugares de culto y las expresiones públicas de credos no musulmanes. No cumplir con estas normas es causa de discriminación, hostigamiento y detención. Los extranjeros pueden ser deportados. A pesar de las declaraciones del Gobierno de que los no musulmanes que no se conviertan al islam pueden practicar su religión en privado, la falta de normas claras ha dejado a los creyentes a merced de la policía local [12].

En la escuela pública es obligatoria la educación religiosa basada en la interpretación oficial del islam. Está prohibido que los colegios privados utilicen programas de estudios diferentes a los de la escuela pública. Los alumnos no musulmanes de los colegios privados reciben clases obligatorias de civilización islámica [13].

A pesar de la política del Gobierno de prohibir enterrar a no musulmanes en el Reino, según un informe de Estados Unidos existe al menos un cementerio público no islámico [14]. No se permite la entrada de clérigos no musulmanes en el país [15].

Todos los delincuentes reciben el mismo trato, que se ajusta a la sharía. De las cuatro escuelas de jurisprudencia suníes, la que prevalece como base para interpretar la ley islámica es la hanbalí. No hay un código penal completo escrito. Los fallos y sentencias difieren enormemente de un caso a otro [16].

Los derechos humanos no están protegidos. Durante el período estudiado en este informe, se produjeron numerosas denuncias por vulneraciones de la libertad de expresión. No hay ninguna ley ni norma que prohíba la discriminación en el empleo y la ocupación por motivos religiosos o de cualquier otra naturaleza (raza, sexo, identidad de género) [17].

El comportamiento en público es vigilado por la Comisión semiautónoma para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio, que informa a la policía, para imponer una interpretación wahabí estricta de las normas islámicas. Desde 2016, los miembros de esta comisión tienen que ir debidamente identificados y sus competencias han quedado enormemente limitadas por decreto real. Tanto los musulmanes como los no musulmanes han manifestado que se han producido menos casos de hostigamiento y menos redadas.

El Ministerio de Asuntos Islámicos ha intensificado sus esfuerzos contra la predicación islámica extremista mediante videovigilancia en las mezquitas y una estrecha supervisión de Facebook y Twitter [18].

Incidentes

Según la Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional, Arabia Saudí «sigue procesando, encarcelando y azotando a individuos acusados de disentir, o de apostasía, blasfemia y brujería» [19]. Como en muchas otras naciones musulmanas, la apostasía es un delito capital.

La minoría chií sigue sufriendo discriminación social, legal, económica y política, y está claramente infrarrepresentada en los cargos del sector público. Las autoridades han respondido a esta situación impartiendo cursos contra la discriminación a los miembros de los cuerpos de seguridad en el Centro Rey Abdulaziz para el Diálogo Nacional.

En 2016, el Gobierno saudí anunció el proyecto de convertir Amawiya, la ciudad natal de un clérigo chií, el jeque Nimr Baqir al Nimr, en una zona comercial. Se ha considerado que este proyecto es un intento de desplazar a la población mayoritariamente chií. Aunque expertos de las Naciones Unidas pidieron al Gobierno que protegiera el barrio antiguo de la ciudad por el valor histórico de sus mezquitas y salas de oración (huseiniyas), la demolición empezó en mayo de 2017. Se ha indemnizado a los miles de residentes desplazados [20].

En abril de 2016, Arabia Saudí decidió poner límites a su tan criticada Comisión para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio. Ya no se permite que sus miembros realicen detenciones y tienen que «cumplir con su deber de animar a la virtud y prohibir el vicio haciendo advertencias con amabilidad y delicadeza»[21]. El jeque Ahmed al Gamdi, exjefe de la policía religiosa de La Meca, afirmó que «es un cambio muy bueno» para sus casi 5000 miembros. Al Gamdi añadió que algunos de los agentes que trabajan para la comisión [22] han entendido mal el islam, que es una religión «muy amable».

Considerados por algunos como un avance hacia la modernización del país, otros ven en estos cambios una manera de apartar a los más conservadores, que tradicionalmente han constituido el pilar en el que se apoyaba la familia real. Algunos analistas opinan que el príncipe heredero del reino, Mohamed bin Salmán, que está silenciando a los que se oponen a las reformas, pretende hacer modificaciones superficiales y estéticas con el fin de consolidar su poder y autoridad, y cambiar la percepción de la comunidad internacional sobre Arabia Saudí sin que realmente cambie su profundamente arraigado conservadurismo [23].

En noviembre de 2017, el Gobierno actualizó la ley penal sobre delitos de terrorismo y su financiación, que penaliza el hecho de mostrar al rey y al príncipe heredero «de cualquier forma que conduzca al desprestigio de la religión y la justicia»[24].

Funcionarios del Centro de Guerra Ideológica, organismo asociado al Ministerio de Defensa creado por Mohamed bin Salmán para combatir la ideología extremista, reconocieron en diciembre de 2017 que existen distintas interpretaciones sobre la sanción que corresponde a la apostasía. No obstante, las autoridades saudíes insistieron en que la apostasía sigue siendo un delito contra la Ley Básica del país [25].

En marzo de 2018, el príncipe heredero declaró que la abaya (la vestimenta negra que llevan normalmente las mujeres) no es obligatoria, conforme a las enseñanzas islámicas [26]. En una entrevista, explicó a Norah O’Donnell, de CBS: «Tenemos extremistas que prohíben mezclar los dos sexos y son incapaces de distinguir entre que un hombre y una mujer estén a solas en pareja o que estén trabajando juntos en un lugar de trabajo. Muchas de estas ideas son contrarias a la forma de vida de la época del profeta y de los califas. Este es el verdadero ejemplo y el verdadero modelo [del islam]»[27]. Estas declaraciones provocaron un revuelo en las redes sociales.

Durante este período, funcionarios saudíes aumentaron sus contactos con las Iglesias cristianas. En noviembre de 2017, el cardenal Bechara al Rahi, representante de la comunidad maronita del Líbano, realizó una visita oficial sin precedentes a Arabia Saudí en la que se reunió con el rey saudí Salmán y con el príncipe heredero Mohamed bin Salmán [28]. Ha sido la primera vez que se efectúa una invitación de este tipo (en realidad, la invitación data de 2013)[29] a un alto cargo maronita, la primera vez que un cardenal visita el país y la primera vez que lo hace un patriarca oriental desde la visita del patriarca greco-ortodoxo Elías IV de Antioquía en 1975 [30]. Aunque se trató de un viaje de índole política [31], el mero hecho de que se produjera en un país en el que la manifestación pública de la fe está prohibida para los no musulmanes y en el que están vedados los símbolos e iglesias cristianos se vio como un signo de apertura. Muchos observadores señalaron, en concreto, que en las reuniones oficiales los líderes religiosos llevaban sus vestiduras y sus cruces de oro [32].

Unos días después, una delegación oficial saudí encabezada por Abdalá bin Fahd al Luhaidan, consejero del ministro de Asuntos Islámicos, Donaciones y Guía, se reunió en el Vaticano con el papa Francisco [33]. La visita se había preparado para agradecer al Papa sus llamamientos a la paz y la convivencia, así como su rechazo de cualquier vínculo entre religión y terrorismo, y su apoyo al diálogo y la convivencia pacífica entre religiones y culturas [34].

A principios de marzo de 2018, el príncipe heredero Mohamed bin Salmán realizó una visita histórica a la catedral ortodoxa copta de San Marcos en El Cairo (Egipto), donde se reunió con el papa copto Teodoro II, encuentro que muchos han considerado como otra señal de apertura [35].

Ese mismo mes, el príncipe heredero se reunió con el arzobispo de Canterbury durante su visita al Reino Unido. El líder de la Comunión Anglicana Mundial, el reverendísimo Justin Welby, y Mohamed bin Salmán comentaron el plan de desarrollo de Arabia Saudí Visión 2030 [36].

El cardenal Jean-Luis Tauran, jefe del Consejo para el Diálogo Interreligioso del Vaticano, realizó un viaje oficial a Riad en abril de 2018 en el que se reunió con altos cargos saudíes, así como con el rey Salmán. La visita suscitó la esperanza de una mayor apertura religiosa en el Reino. Para el monarca saudí, era la primera vez que se reunía con un representante de la Iglesia católica. En una declaración sin precedentes, el cardenal afirmó: «… Todas las religiones se enfrentan con dos peligros: el terrorismo y la ignorancia». Y pidió que «en los colegios se hable bien de los cristianos y de los no musulmanes, y que nunca se les considere ciudadanos de segunda clase» [37]. A la luz de los cambios sociales y de la agenda de Visión 2030, el príncipe heredero prometió fomentar el diálogo interreligioso como una de las reformas del país. Por su parte, el cardenal Tauran declaró que «la nueva generación puede ayudar realmente a “cambiar de marcha”» [38].

La visita del cardenal coincidió con el aniversario de la inauguración de la primera mezquita de Roma en 1995, que tuvo lugar con la bendición del Vaticano. El difunto papa san Juan Pablo II señaló en un discurso de aquel momento que «en una ocasión tan significativa como esta, es necesario, desgraciadamente, señalar que en algunos países islámicos faltan signos similares de reconocimiento de la libertad religiosa. En el umbral del tercer milenio ¡el mundo espera esos signos!»[39].

A pesar de las muestras de apertura, siguen aplicándose medidas enérgicas contra los activistas. Por ejemplo, la condena del bloguero saudí Raif Badawi por varios delitos, entre los que se cuentan la apostasía e «insultar al islam a través de canales electrónicos», fue ratificada en marzo de 2017. En 2014 lo condenaron a 10 años de prisión, 600 latigazos y una multa por un importe de un millón de riyales saudíes (266 000 USD).

Durante el período que se estudia en este informe, se han seguido realizando registros y arrestos por brujería y hechicería, principalmente entre trabajadores extranjeros procedentes de África y del sureste asiático, acusados de utilizar este tipo de prácticas contra sus empleadores. También se ha acusado a los trabajadores extranjeros de fomentar el desorden en la sociedad saudí y de tergiversar las escrituras [40]. Este tipo de delitos se sancionan con la pena de muerte. La Comisión para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio cuenta con unidades especiales para combatir la hechicería y la brujería. En diciembre de 2017, se celebró en la Gran Mezquita de La Meca un acto especial para formar a los miembros de esta comisión en la identificación de artículos de brujería [41].

Un grupo de expertos de las Naciones Unidas, entre ellos el relator especial sobre Libertad de Religión o de Creencias, hicieron en enero de 2018 unas declaraciones condenando las detenciones arbitrarias e instando a las autoridades saudíes a liberar a los detenidos por «ejercer pacíficamente sus derechos de expresión, reunión, asociación y creencia»[42].

Futuro de la libertad religiosa

En Arabia Saudí, fuera de la única expresión del islam legitimada por el Estado, hay una represión absoluta de la vida religiosa. Los incidentes que se acaban de mencionar demuestran que el país no ha conseguido de momento hacer cambios significativos.

Bajo el fallecido rey Abdalá, los principios religiosos del país se flexibilizaron algo y se restringió el poder de la policía religiosa durante un tiempo. Abdalá también tendió la mano a líderes religiosos no musulmanes, entre ellos al papa Benedicto XVI, y creó en Viena un centro interreligioso. Bajo el gobernante actual, el rey Salmán, se han realizado esfuerzos para detener las influencias extremistas, pero el islam salafí ultraconservador, que se puede describir sencillamente como wahabismo, sigue siendo la única religión permitida.

A pesar de algunos signos prometedores de apertura, Arabia Saudí sigue siendo responsable de «atroces violaciones sistemáticas y continuadas de la libertad religiosa» [43] y un país que preocupa enormemente en lo que a la libertad religiosa y a los derechos humanos se refiere. Numerosos activistas de los derechos humanos y defensores de las reformas han sido arrestados y encarcelados, aunque algunos observadores occidentales optimistas hacen hincapié en los pocos cambios llevados a cabo hasta ahora, pareciendo que apoyan los métodos autoritarios del príncipe heredero Mohamed bin Salmán. En general, la oposición pública a las reformas del príncipe ha sido silenciada con medidas enérgicas contra de los disidentes [44], como el arresto de destacados clérigos que tienen millones de seguidores en las redes sociales.

Notas finales / Fuentes

[1] «Saudi Arabia Chapter». En: comisión de ee. uu. para la libertad religiosa internacional, 2018 Annual Report. [En línea]. Disponible en: <http://www.uscirf.gov/sites/default/files/2018USCIRFAR.pdf>. [Consulta: 7 julio 2018].

[2] «KSA population is 30.8m; 33% expats». Arab News, 31-1-2015. [En línea]. Disponible en: <http://www.arabnews.com/saudi-arabia/news/697371>. [Consulta: 13 julio 2018].

[3] «Saudi Arabia». En: oficina de democracia, derechos humanos y trabajo del depto. de estado de los estados unidos, International Religious Freedom Report for 2014 (‘Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo 2014’). [En línea]. Disponible en:<http://www.state.gov/j/drl/rls/irf/religiousfreedom/index.htm?year=2014&dlid=238476>. [Consulta: 8 julio 2018].

[4] «The Catholic Community in Saudi Arabia». En la web: The Apostolic Vicariate of Northern Arabia. [En línea]. Disponible en: <http://www.avona.org/saudi/saudi_about.htm#.W0kGSNJKjIU>. [Consulta: 13 julio 2018].

[5] C. Murphy, «The rise of atheism in Saudi Arabia, where talking about atheism is illegal». Global Post, 10-6-2014. [En línea]. Disponible en: <https://www.pri.org/stories/2014-06-10/rise-atheism-saudi-arabia-where-talking-about-atheism-illegal>. [Consulta: 13 julio 2018].

[6] C. Lodge, «Muslims converting to Christianity in Saudi Arabia, despite intense persecution». Christian Today, 31-5-2016. [En línea]. Disponible en: <https://www.christiantoday.com/article/muslims-converting-to-christianity-in-saudi-arabia-despite-intense-persecution/87220.htm>. [Consulta: 13 julio 2018].

[7] «Saudi Arabia Chapter». En: comisión de ee. uu. para la libertad religiosa internacional, 2018 Annual Report.

[8] V. «The Catholic Community in Saudi Arabia».

[9] «Saudi Arabia». En: oficina de democracia, derechos humanos y trabajo del depto. de estado de los estados unidos, Country Reports on Human Rights Practices for 2017. [En línea]. Disponible en: <http://www.state.gov/j/drl/rls/hrrpt/humanrightsreport/index.htm?year=2017&dlid=277263>. [Consulta: 8 julio 2018].

[10] «Saudi Arabia». En: oficina de democracia, derechos humanos y trabajo del depto. de estado de los estados unidos, International Religious Freedom Report for 2014.

[11] «Saudi Arabia». En: oficina de democracia, derechos humanos y trabajo del depto. de estado de los estados unidos, Country Reports on Human Rights Practices for 2017.

[12] «Saudi Arabia Chapter». En: comisión de ee. uu. para la libertad religiosa internacional, 2018 Annual Report.

[13] «Saudi Arabia». En: oficina de democracia, derechos humanos y trabajo del depto. de estado de los estados unidos, International Religious Freedom Report for 2014.

[14] «Saudi Arabia». En: oficina de democracia, derechos humanos y trabajo del depto. de estado de los estados unidos, International Religious Freedom Report for 2017. (‘Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo 2014’). [En línea]. Disponible en: <https://www.state.gov/j/drl/rls/irf/religiousfreedom/index.htm?d#wrapper>. [Consulta: 8 julio 2018]

[15] Ibidem.

[16] «Saudi Arabia». En: oficina de democracia, derechos humanos y trabajo del depto. de estado de los estados unidos, Country Reports on Human Rights Practices for 2017.

[17] Ibidem.

[18] «Saudi mufti tells young Saudis not to heed call to jihad». En la web: Reuters, 28-8-2014. [En línea]. Disponible en: <http://www.reuters.com/article/us-saudi-security-idUSKBN0GS19M20140828>. [Consulta: 8 julio 2018].

[19] «Saudi Arabia Chapter». En: comisión de ee. uu. para la libertad religiosa internacional, 2018 Annual Report.

[20] Ibidem.

[21] «Saudi religious police “can no longer detain people”». The National, 13-4-2016. [En línea]. Disponible en: <https://www.thenational.ae/world/saudi-religious-police-can-no-longer-detain-people-1.145079>. [Consulta: 9 julio 2018].

[22] La Comisión para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio también se conoce como Haia, y a sus agentes (la policía religiosa), como muttawaa.

[23] A pesar de esta actitud y estas decisiones ostensiblemente liberales, muchos consideran que Mohamed bin Salmán es un líder autoritario que está imponiendo los cambios con puño de hierro.

[24] «Saudi Arabia Chapter». En: comisión de ee. uu. para la libertad religiosa internacional, 2018 Annual Report.

[25] Ibidem.

[26] «Saudi Crown Prince says black abayas not obligatory “decent attire” for women». En la web: Al Arabiya, 19-3-2018. [En línea]. Disponible en: <https://english.alarabiya.net/en/News/gulf/2018/03/19/Saudi-crown-prince-says-black-abayas-not-obligatory-decent-attire-for-women.html>. [Consulta: 8 julio 2018].

[27] Ibidem.

[28] «Rai meets with Hariri in Saudi Arabia». An-Nahar, 13-11-2017. [En línea]. Disponible en: <https://en.annahar.com/article/700331-top-lebanese-priest-to-head-to-saudi-arabia-amid-crisis>. [Consulta: 9 julio 2018].

[29] J. B. Cachila, «Christian priest not afraid to openly wear his cross in Saudi Arabia where Christianity is banned». Christian Today, 15-11-2017. [En línea]. Disponible en: <https://www.christiantoday.com/article/christian-priest-not-afraid-to-openly-wear-his-cross-in-saudi-arabia-where-christianity-is-banned/118703.htm>. [Consulta: 7 julio 2018].

[30] «Patriarch “will make plea for Lebanon’s independence during Saudi Arabia visit”». Catholic Herald, 13-11-2017. [En línea]. Disponible en: <http://www.catholicherald.co.uk/news/2017/11/13/patriarch-will-make-plea-for-lebanons-independence-during-saudi-arabia-visit/>. [Consulta: 9 julio 2018].

[31] Ibidem. En declaraciones oficiales, dirigentes de la Iglesia libanesa afirmaron que la visita era «una ocasión para pedir que el Líbano se apartase de los conflictos de la zona», además de «para apoyar la independencia, soberanía y estabilidad del Líbano», y para el Líbano, una oportunidad para «permanecer en esta zona como un lugar de pluralismo cultural y religioso y de diálogo entre el cristianismo y el islam».

[32] D. Abu-Nasr, «A Rare Sight: Christian Priest Visiting Saudi Arabia Openly Wears a Cross». En la web: Bloomberg, 13-11-2017. [En línea]. Disponible en: <https://www.bloomberg.com/news/articles/2017-11-13/a-rare-saudi-sight-visiting-christian-priest-flaunts-his-cross>. [Consulta: 9 julio 2018].

[33] «Saudi Islamic Affairs Ministry delegation meets Pope at Vatican». En la web: Al Arabiya, 24-11-2017. [En línea]. Disponible en: <https://english.alarabiya.net/en/News/gulf/2017/11/24/PHOTOS-Saudi-Islamic-Affairs-Ministry-delegation-meets-Pope-at-Vatican.html>. [Consulta: 9 julio 2018].

[34] «Islamic Affairs Ministry delegation meets Pope at Vatican». Saudi Gazette, 24-11-2017. [En línea]. Disponible en: <http://saudigazette.com.sa/article/522591/SAUDI-ARABIA/Islamic-Affairs-Ministry-delegation-meets-Pope-at-Vatican>. [Consulta: 9 julio 2018].

[35] «Copts welcome in Saudi Arabia: Egypt’s Tawadros II praises Crown Prince’s reforms». Arab News, 6-3-2018. [En línea]. Disponible en: <http://www.arabnews.com/node/1259731/saudi-arabia>. [Consulta: 9 julio 2018].

[36] «Archbishop of Canterbury meets with Crown Prince of Saudi Arabia». En la web: The Archbishop of Canterbury, 8-3-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.archbishopofcanterbury.org/news/latest-news/archbishop-canterbury-meets-crown-prince-saudi-arabia>. [Consulta: 9 julio 2018].

[37] P. Pullella, «Christians should not be second-class citizens, cardinal tells Saudi Arabia». En: Reuters, 26-4-2018. [En línea]. Disponible en <https://www.reuters.com/article/us-saudi-vatican-cardinal/christians-should-not-be-second-class-citizens-cardinal-tells-saudi-arabia-idUSKBN1HX19D>. [Consulta: 9 julio 2018].

[38] Ibidem.

[39] P. Shadbolt, «Rome’s first mosque officially opened». En la web: United Press International, 21-6-1995. [En línea]. Disponible en <https://www.upi.com/Archives/1995/06/21/Romes-first-mosque-officially-opened/2120803707200/>. [Consulta: 9 julio 2018].

[40] Ibidem.

[41] Ibidem.

[42] Ibidem.

[43] oficina de asuntos públicos del departamento de estado de los estados unidos, «Designations Under the International Religious Freedom Act of 1998», 4-1-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.state.gov/r/pa/prs/ps/2018/01/276843.htm>. [Consulta: 5 julio 2018].

[44] «“They Are Not Our Brothers” Hate Speech by Saudi Officials». En la web: Human Rights Watch, 26-9-2017. [En línea]. Disponible en: <https://www.hrw.org/report/2017/09/26/they-are-not-our-brothers/hate-speech-saudi-officials>. [Consulta: 5 julio 2018].
Véase también: «Saudi Arabia: Prominent Clerics Arrested-Coordinated Crackdown on Dissent». En la web: Human Rights Watch, 15-9-2017. [En línea]. Disponible en: <https://www.hrw.org/news/2017/09/15/saudi-arabia-prominent-clerics-arrested>. [Consulta: 5 julio 2018].

Acerca de nosotros

Ayuda a la Iglesia Necesitada - ACN, Fundación de la Santa Sede promovida por el Papa Pío XII, e iniciada por el P. Werenfried van Straaten en 1947, apoya anualmente alrededor de 6.000 proyectos pastorales en más de 140 países. A través de la oración, la información y la caridad, ACN ayuda a los cristianos necesitados o que sufren persecución en cualquier parte del mundo.