Religión

19.373.000Población

238.391 Km2Área

Leer el informe
keyboard_arrow_down

homekeyboard_arrow_rightRumanía

Marco legal sobre libertad religiosa y su aplicación efectiva

El artículo 29 de la Constitución rumana[1] prohíbe cualquier restricción de la libertad de pensamiento, opinión, conciencia y creencia religiosa. También prohíbe que se obligue a los individuos a abrazar un credo religioso contrario a sus convicciones. Declara que todas las religiones son independientes del Estado y tienen libertad para organizarse «de acuerdo a los estatutos propios», sujetas a los términos establecidos por la ley. La Constitución establece, además, que las confesiones religiosas serán autónomas y disfrutarán del apoyo estatal en el que está incluida la ayuda para facilitar la atención religiosa en el ejército, los hospitales, cárceles, asilos y orfanatos.

El país clasifica las comunidades religiosas en tres categorías: religiones, asociaciones religiosas o grupos religiosos. Así se establece en el artículo 5 de la Ley sobre la Libertad de Religión y el Estatuto General de las Religiones[2] de 2007. Las dos primeras tienen personalidad jurídica; la tercera, no. Conforme al artículo 6 de la ley, los grupos religiosos son grupos de personas que comparten las mismas creencias. Las asociaciones religiosas se definen en el artículo 40 como grupos de un mínimo de 300 ciudadanos que han obtenido su personalidad jurídica mediante la inscripción en el Registro de Asociaciones Religiosas. El número mínimo de miembros que necesitan las asociaciones que no tienen carácter religioso es tres. Las asociaciones religiosas no reciben financiación estatal, pero se les aplican algunas exenciones de impuestos. Tras doce años de actividad continua y si sus miembros suponen como mínimo el 0,1 % de la población, la asociación religiosa puede solicitar la consideración de religión reconocida por el Estado, tal y como especifica el artículo 18. Esto les permite recibir subvenciones estatales.

Según el Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo 2016 de los Estados Unidos, la legislación amplió «las prohibiciones contra los delitos de odio por motivos religiosos y contra las organizaciones fascistas, las seguidoras del Movimiento Legionario[3] y las racistas o xenófobas, que define como grupos que fomentan la violencia, el odio por motivos religiosos y el antisemitismo»[4].

Incidentes

Igual que en años anteriores, los grupos no ortodoxos han manifestado los problemas que tienen para conseguir la devolución de las propiedades anteriormente confiscadas. La Iglesia romana católica griega, en concreto, aún no ha conseguido que se le restituyan muchas de sus iglesias y propiedades. Al mismo tiempo, los sacerdotes greco-católicos siguen denunciando que las autoridades locales no les conceden licencias de construcción de lugares de culto, aun cuando aparentemente no haya motivos legales para la denegación.

Los sacerdotes greco-católicos denunciaron que, localmente, sobre todo en las zonas rurales, los sacerdotes de la Iglesia ortodoxa rusa habían acosado e intimidado a católicos griegos y habían animado a los miembros de sus congregaciones a hacer lo mismo. Estos sacerdotes ortodoxos han denegado a los greco-católicos el acceso a cementerios e iglesias. En zonas como Filea de Jos, Morlaca, Valisoara y Csaba, en el condado de Cluj, los fieles se han visto obligados a organizar sus servicios religiosos en distintos lugares, por ejemplo en colegios, e incluso en un edificio que anteriormente había sido una granja comunista, ya que las antiguas iglesias greco-católicas no les han sido devueltas y la Iglesia ortodoxa rusa se niega a permitirles utilizar edificios controlados por ellos. A pesar de haber informado de estos problemas a las autoridades, incluida la Secretaría de Estado para Asuntos Religiosos, la ley no se ha aplicado en este ámbito [5].

 Sigue habiendo miembros de la Iglesia ortodoxa rusa enormemente hostiles al ecumenismo y al acercamiento a las Iglesias católica y protestante. Se han desarrollado manifestaciones, y al menos un recurso importante contra el decreto de Relaciones de la Iglesia ortodoxa con el resto del mundo cristiano emitido por el Concilio Panortodoxo de Creta en julio de 2016[6]. Al mismo tiempo, el Pew Research Center afirma que la mayor parte de la población de Rumanía (el 62 %) está a favor de la reunificación de las Iglesias oriental y occidental[7].

El Instituto Elie Wiesel ha seguido instando a las autoridades a hacer cumplir la legislación contra el antijudaísmo. Se han publicado artículos en contra de los judíos tanto en medios impresos como en Internet, en blogs y páginas web personales. Las ideas nacionalistas de la Guardia de Hierro son fomentadas por organizaciones neofascistas. Por ejemplo, el 23 de octubre de 2016, New Right (‘Nueva Derecha’), grupo extremista conocido por pronunciarse en contra de las comunidades religiosas no ortodoxas, publicó un artículo en contra de los judíos titulado «Cómo la élite judío-masónica destruye la nación rumana». El Instituto Elie Wiesel denunció que últimamente se ha incrementado el uso de las redes sociales para fomentar el antijudaísmo[8].

 En abril de 2017, se cometieron actos vandálicos contra una serie de tumbas del cementerio judío de Giurgiului, al sur de Bucarest, la noche de la víspera del Día Internacional de Conmemoración del Holocausto. Según la policía, los autores eran muy jóvenes, adolescentes o incluso niños. Maximillian Marco Katz, fundador del Centro para la Vigilancia y la Lucha contra el Antisemitismo en Rumanía, acusó al Gobierno de no hacer cumplir su propia ley contra el antijudaísmo (de 2015). Según él, con frecuencia los actos y las afirmaciones en contra de los judíos no conllevan una sanción suficientemente fuerte, por lo que no hay una mayor sensibilización pública ante el problema. Aunque la mayor parte de los ciudadanos no niegan el Holocausto, algunos no creen que los rumanos colaborasen con los nazis[9].

 En febrero de 2018, el Consejo Nacional Rumano para la Lucha contra la Discriminación hizo público un proyecto financiado por la Unión Europea en colaboración con Accept, organización sin ánimo de lucro que hace campaña en contra de lo que llama «el uso abusivo de la libertad religiosa que genera intolerancia contra las minorías»[10]. Anghel Buturuga, editor de Active News, declaró que esta organización amenaza de forma activa la libertad religiosa de Rumanía. Al mismo tiempo, el Gobierno ha ignorado una petición firmada por tres millones de ciudadanos para que se celebre un referéndum sobre los valores familiares[11].

Futuro de la libertad religiosa

Aunque las autoridades han aprobado algunas medidas contra el antisemitismo, según algunos expertos la ley no se está haciendo cumplir suficientemente. La hostilidad contra los judíos, especialmente en las redes sociales, sigue siendo elevada.

Otro problema persistente es la hostilidad de algunos miembros de la Iglesia ortodoxa rusa contra los creyentes no ortodoxos, sobre todo contra la minoría greco-católica. Aunque en Rumanía la libertad religiosa no está amenazada de forma significativa, actualmente tampoco se observa una mejoría real.

 

 

Notas finales / Fuentes

[1] Constitución de Rumanía 1991 (rev. 2003). En: Constitute Project, constituteproject.org. [En línea]. Disponible en: <https://www.constituteproject.org/constitution/Romania_2003.pdf?lang=en>. [Consulta: 30 marzo 2018]. Todos los artículos citados de la Constitución rumana remiten a esta fuente.

[2] Law 489/2006 on the Freedom of Religion and the General Status of Denominations. En: Legislation Online. [En línea]. Disponible en: <www.legislationline.org/download/action/download/id/3107/file/Law%20on%20the%20Freedom%20of%20Religion%20adopted%20on%208%20January%202007.pdf>. [Consulta: 30 marzo 2018].

[3] El Movimiento Legionario de Rumanía, también conocido como Legión del Arcángel Miguel y como Guardia de Hierro, fue un partido de extrema derecha entre la década de 1920 y 1945. Véase al respecto: V. Popa, «The Return of the Rhinoceros». The New York Times, 30-3-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.nytimes.com/2018/03/30/opinion/rhinoceros-ionesco-iron-guard.html>. [Consulta: 7 abril 2018].

[4] V. «Romania». En: oficina de democracia, derechos humanos y trabajo del depto. de estado de los estados unidos, International Religious Freedom Report for 2016 (‘Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo 2016’). [En línea]. Disponible en: <http://www.state.gov/j/drl/rls/irf/religiousfreedom/index.htm?year=2016&dlid=268858>. [Consulta: 30 marzo 2018].

[5] Ibidem.

[6] T. Wagner, «Orthodoxe wollen unter sich bleiben». Deutschlandfunk, 30-11-2016. [En línea]. Disponible en: <http://www.deutschlandfunk.de/rumaenien-orthodoxe-wollen-unter-sich-bleiben.886.de.html?dram:article_id=372338>. [Consulta: 31 marzo 2018].

[7] «Orthodox Christianity in the 21st century». En: Pew Research Center, 8-11-2017. [En línea]. Disponible en <http://www.pewforum.org/2017/11/08/orthodox-christianity-in-the-21st-century/ >. [Consulta: 31 marzo 2018].

[8] V. «Romania». En: International Religious Freedom Report for 2016.

[9] A. M. Touma, «Smashed Graves Highlight Romania’s Lingering Antisemitism». Balkan Insight, 2-5-2017. [En línea]. Disponible en: <http://www.balkaninsight.com/en/article/smashed-graves-highlight-romania-s-lingering-anti-semitism-05-01-2017>. [Consulta: 31 marzo 2018].

[10] R. Stanciu, «Are democracy, freedom of speech and religious freedom threatened in Romania?». En: Evangelical Focus / European Dignity Watch (blog), 26-2-2018. [En línea]. Disponible en: <http://evangelicalfocus.com/blogs/3294/Are_democracy_freedom_of_speech_and_religious_freedom_threatened_in_Romania>. [Consulta: 31 marzo 2018].

[11] Ibidem.

 

 

 

 

 

 

Acerca de nosotros

Ayuda a la Iglesia Necesitada - ACN, Fundación de la Santa Sede promovida por el Papa Pío XII, e iniciada por el P. Werenfried van Straaten en 1947, apoya anualmente alrededor de 6.000 proyectos pastorales en más de 140 países. A través de la oración, la información y la caridad, ACN ayuda a los cristianos necesitados o que sufren persecución en cualquier parte del mundo.