Religión

38.593.000Población

312.679 Km2Área

Leer el informe
keyboard_arrow_down

homekeyboard_arrow_rightPolonia

Marco legal sobre libertad religiosa y su aplicación efectiva

El artículo 53 de la Constitución [1] garantiza la libertad de religión y conciencia en Polonia. El artículo permite la manifestación pública del culto, siempre y cuando no suponga una amenaza para el orden público, la seguridad del Estado o las libertades individuales y los derechos de los demás. Lo mismo se aplica a la educación religiosa en la escuela estatal. Asimismo, los «cuerpos de la autoridad pública» no pueden obligar a ninguna persona a revelar sus creencias personales. Y tampoco se puede forzar a nadie a participar, o no hacerlo, en actividades religiosas. El artículo 48 reconoce a los padres el derecho a educar a sus hijos de acuerdo con sus propias convicciones.

El preámbulo de la Constitución menciona explícitamente a Dios y la herencia cristiana de la nación mientras, al mismo tiempo, incluye a los que no creen en Dios pero respetan los valores universales de la verdad, la justicia, lo bueno y la belleza. El artículo 25 especifica, además, la relación entre el Estado y los grupos religiosos; garantiza la igualdad legal de todas las Iglesias y organizaciones religiosas, y la «autonomía y dependencia mutuas» de la Iglesia y el Estado, con la posibilidad de cooperación a favor del bien individual y común. El mismo artículo menciona en los puntos 25.4 y 25.5 que el Estado regula sus relaciones con la Iglesia católica romana y otras organizaciones religiosas a través de acuerdos bilaterales.

Por su parte, el artículo 196 del Código Penal tipifica como delito ofender públicamente los sentimientos religiosos [2].

Incidentes

En febrero de 2018 se aprobó un controvertido proyecto de ley que prohíbe acusar «a la nación polaca, o al Estado polaco, de responsabilidad o complicidad con los crímenes nazis cometidos por el Tercer Reich alemán». La condena máxima es de tres años de prisión. La ley era una respuesta a la preocupación por las acusaciones de que las autoridades polacas habían colaborado oficialmente con los nazis en el establecimiento de campos de concentración como Auschwitz, en los que murieron miles de judíos. Israel, Estados Unidos y Francia condenaron la ley, y una carta abierta de la Unión de Comunidades Judías de Polonia denunció que desde que el proyecto de ley se había hecho público se estaba produciendo una «creciente ola de intolerancia, xenofobia y antisemitismo», así como amenazas a los miembros de la comunidad judía. La Conferencia Episcopal Polaca también ha condenado el creciente antisemitismo que se observa en el país [3].

Michael Bilewicz, director del Centro de Investigación sobre Prejuicios de la Universidad de Varsovia, afirmó que la cantidad de material antisemita que se encontraba en Internet había aumentado enormemente como consecuencia del citado proyecto de ley sobre el Holocausto, llegando a su punto máximo en enero de 2018. A partir de entonces ha ido disminuyendo de nuevo[4]. Un artículo publicado en The Times of Israel presentó un informe sobre la actual revitalización judía en Polonia. Aunque también comentaba que el discurso de odio en las redes había llegado a su punto álgido, añadía que los judíos, por lo general, se sienten muy seguros y sufren relativamente pocos ataques, sobre todo en comparación con los cientos de agresiones que reciben en algunos países occidentales como Francia [5].

El 3 de noviembre de 2016, la noche del Día de Todos los Santos, unos desconocidos destrozaron un cementerio en la ciudad de Elk. Se denunció que habían destruido o provocado daños en unas cien tumbas cristianas. La policía sigue investigando el suceso. En agosto de 2017 detuvieron a un sospechoso, pero fue puesto en libertad por falta de pruebas[6].

El 8 de febrero de 2017, en la ciudad de Kapino, al menos dos hombres agredieron brutalmente a un sacerdote católico que regresaba de un servicio vespertino en la parroquia. El sacerdote soportó unas seis horas de tortura física. Los autores le robaron dinero y el coche. Posteriormente, la policía arrestó a tres sospechosos, dos hombres y una mujer. Actualmente se está investigando el suceso [7].

La organización polaca Ordo Iuris cataloga los casos de ofensa de los sentimientos religiosos de los cristianos y de delitos de odio por motivos religiosos; a continuación, envían los datos recogidos a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) para la elaboración de su informe sobre delitos de odio. La Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (ODIHR, por sus siglas en inglés) de la OSCE publica este informe. El documento correspondiente a 2016 recogía 19 casos de ataques contra propiedades cristianas, 3 contra propiedades judías y 5 casos de violencia antimusulmana por motivos claramente religiosos, en contraposición a los incidentes motivados por el racismo [8]. El último envío de Ordo Iuris para el siguiente informe de la ODIHR, referente al año 2017, cuenta unos 34 casos de destrucción o profanación, y de ofensa contra los sentimientos religiosos de los cristianos. Incluye, entre otros incidentes, los daños causados a una imagen de Jesucristo en Gdansk en el mes de enero; la profanación de la tumba de un sacerdote en la ciudad de Rawa Mazowiecka en febrero; el derribo de la fachada de una capilla evangélica en Biala Piska, en agosto; la celebración de la «fiesta de cumpleaños» de tres alumnos de secundaria, que consistió en destrozar tumbas en Zbrosławice, en septiembre; la destrucción, en Gdynia en el mes de octubre, de una placa conmemorativa de las víctimas de la catástrofe de Smolensk en 2010; una parodia del padrenuestro en Radio RMF FM, que pretendía ser una crítica contra el actual Gobierno de derechas, y el robo de una figurita del Niño Jesús de un belén navideño en Gdansk en el mes de diciembre. La policía sigue investigando la mayor parte de estos sucesos, de los cuales solo se han resuelto siete hasta el momento de redactar este informe. Así, por ejemplo, en el caso de la capilla evangélica de Biala Piska, los autores fueron condenados a pagar una multa de 4000 PLN y las costas del proceso. La multa se utilizó para reparar los daños en la fachada [9].

Se han producido varios casos de artistas y activistas que han ofendido los sentimientos religiosos. Con frecuencia, estas ofensas forman parte de sus protestas contra el actual Gobierno de derechas [10]. Una muestra de ello es la exposición de pinturas de Piotr Jakubczak, en cuyas caricaturas de políticos de derechas había introducido símbolos religiosos (por ejemplo, una imagen del parlamentario Jarosław Kaczyński crucificado y vestido únicamente con unos calzoncillos slip)[11]. Probablemente, el caso más célebre fue el de la obra de teatro titulada La maldición, del escritor Oliver Frljić. En una de las escenas se profanaba una cruz y en otra de ellas aparecía una imagen del papa san Juan Pablo II utilizada para realizar un acto sexual. Durante una entrevista publicada en el periódico liberal Gazeta Wyborcza, un empleado del Instituto de Teatro calificó la obra de «liberadora» frente a los «abusos» cometidos por la Iglesia católica. En la versión del artículo publicada en Internet aparecen varios comentarios anticatólicos anónimos que el periódico no ha eliminado [12]
. Por otra parte, el musical Kinky Boots también provocó una fuerte controversia al presentar a una drag queen burlándose de María Magdalena [13].

Igual que en otros países europeos, los sentimientos antimusulmanes han aumentado a causa de la crisis de los refugiados. Durante una manifestación de extrema derecha el Día de la Independencia polaca, el 11 de noviembre de 2017, un grupo de personas exhibió una gran pancarta en la que aparecía representado un caballo de Troya con la etiqueta de «Islam» y un terrorista de nariz aguileña en su interior [14].

Futuro de la libertad religiosa

Debido al escaso número de inmigrantes musulmanes o judíos en Polonia, las cifras de incidentes violentos contra personas de estas religiones siguen siendo bajas, a diferencia de lo que sucede en países vecinos como Alemania o Ucrania. Sin embargo, en los dos últimos años han aumentado en Internet la intolerancia religiosa y las expresiones de odio. Polonia está cada vez más dividida política y culturalmente, con un patrón de conflictos muy complejo que tiende a asociar las opiniones políticas con la religiosidad. El Gobierno de derechas que ocupa el poder es procristiano, con frecuencia antimusulmán y nominalmente projudío. Sin embargo, la brecha causada por el proyecto de ley sobre el Holocausto ha dañado sus relaciones con los judíos. Grupos marginales de extrema derecha, que representan a relativamente pocas personas, tienen gran visibilidad en los principales medios de comunicación y son muy activos en las redes sociales; acusan al Gobierno de derechas de no ser suficientemente duro con los refugiados musulmanes y de ser projudío. Activistas y artistas atraídos por la oposición liberal atacan al partido gobernante firmemente procatólico, apuntando contra la Iglesia católica. Las expresiones de odio en Internet están presentes en todo el espectro político.

Dado que el poder está ocupado por un Gobierno de derechas que es totalmente contrario desde el punto de vista ideológico a los Gobiernos de algunos otros Estados occidentales y a los medios de comunicación liberales, hay que tener en cuenta que los informes pueden ser sesgados. Casos extremos son The Times of Israel, que atribuye falsamente al presidente de Israel, Reuven Rivlin, unas declaraciones públicas diciendo que Polonia fue cómplice del Holocausto [15], y el del congresista estadounidense Ro Khanna acusando al Estado polaco de aprobar leyes para exaltar a los colaboradores de los nazis y negar el Holocausto [16]. Sin embargo, aunque las acciones e intenciones del Gobierno se prestan a diferentes interpretaciones, no ocurre así con la creciente oleada de expresiones de odio en las redes y los insultos públicos en el seno de la sociedad. Hasta ahora, las víctimas han denunciado los abusos y las autoridades los han investigado, por lo que aún estamos en el nivel de «intolerancia» y el acceso a la justicia sigue teniendo plena vigencia.

Notas finales / Fuentes

[1] Constitución de Polonia de 1997 (rev. en 2009)’). En: Constitute Project, constituteproject.org. [En línea]. Disponible en: <https://www.constituteproject.org/constitution/Poland_2009?lang=en>. [Consulta: 30 abril 2018]. Tanto el preámbulo como los artículos citados de la Constitución polaca han sido tomados y traducidos de esta fuente.

[2] Código Penal de Polonia 1997. [En línea]. Disponible en: <https://ihl-databases.icrc.org/applic/ihl/ihl-nat.nsf/0/e1742de4fa6ee960412565d9002e3915/$FILE/Penal%20Code_ENG.pdf>. [Consulta: 30 abril 2018].

[3] James Masters yAntonia Mortensen, «Poland’s Jewish groups say Jews feel unsafe since new Holocaust law». En: CNN, 20-2-2018. [En línea]. Disponible en: <https://edition.cnn.com/2018/02/20/europe/poland-holocaust-law-jewish-community-intl/index.html>. [Consulta: 7 junio 2018].
Véase también: «Poland’s Senate passes controversial Holocaust bill». En: BBC, 1-2-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.bbc.co.uk/news/world-europe-42898882>. [Consulta: 7 junio 2018].

[4] Ibidem.

[5] Cnaan Liphshiz, «In Krakow, Jews celebrate their community’s “revival” amid rising xenophobia». The Times of Israel, 28-4-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.timesofisrael.com/in-krakow-jews-celebrate-their-communitys-revival-amid-rising-xenophobia/>. [Consulta: 2 mayo 2018].

[6] Adam Białous, «Szokująca profanacja na cmentarzu w Ełku! Ponad 100 nagrobków zniszczonych». PCh24.pl, 4-11-2016. [En línea]. Disponible en: <http://www.pch24.pl/szokujaca-profanacja-na-cmentarzu-w-elku–ponad-100-nagrobkow-zniszczonych,47134,i.html>. [Consulta: 30 abril 2018].

[7] Joanna Kielas, «Zarzuty dla zatrzymanych ws. pobicia księdza w Kąpinie». Dziennik Bałtycki, 16-2-2017. [En línea]. Disponible en: <http://www.dziennikbaltycki.pl/wiadomosci/wejherowo/a/zarzuty-dla-zatrzymanych-ws-pobicia-ksiedza-w-kapinie-zdjeciawideo,11799592/>. [Consulta: 1 mayo 2018].

[8] V. oficina de instituciones democráticas y derechos humanos de la osce, 2016 Hate Crime Reporting – Poland. [En línea]. Disponible en: <http://hatecrime.osce.org/poland>. [Consulta: 29 abril 2018].

[9] Ordo Iuris Institute for Legal Culture. Submission of Data Collection to the Office for Democratic Institutions and Human Rights (ODIHR). 2017 Annual Report on Hate Crimes, abril de 2018. [En línea]. Disponible en: <http://www.ordoiuris.pl/sites/default/files/inline-files/ODIHR_Hate_Crimes_Report_Submission_Ordo_Iuris_2017_final.pdf>. [Consulta: 1 mayo 2018].

[10] Jim O’Quinn, «Poland Takes a Right Turn, but Theatremakers Aren’t Taking It Lying Down». En: American Theatre, 27-4-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.americantheatre.org/2018/04/27/poland-takes-a-right-turn-but-theatremakers-arent-taking-it-lying-down/>. [Consulta: 29 abril 2018].

[11] Ewa Furtak, «Prezes Kaczyński w slipach obraża uczucia. Wójt: Więcej takich wystaw nie będzie». Gazeta Wyborcza, 9-5-2017. [En línea]. Disponible en: <http://wyborcza.pl/7,75398,21782312,prezes-kaczynski-w-slipach-obraza-uczucia-wojt-wiecej-takich.html>. [Consulta: 30 abril 2018].

[12] Arkadiusz Gruszczyński, «“Diagnoza Frljicia jest wstrząsająca. Pokazuje skrajnie zinfantylizowane, brutalnie podporządkowane społeczeństwo”. Rozmowa o spektaklu “Klątwa”». Gazeta Wyborcza, 18-2-2018. [En línea]. Disponible en: <http://warszawa.wyborcza.pl/warszawa/7,54420,23030888,klatwa-zostala-rzucona.html>. [Consulta: 1 mayo 2018].

[13] «Kpina ze św. Marii Magdaleny, gender i dziecko w szpilkach w teatrze współfinansowanym przez resort». PCh24.pl, 12-7-2017. [En línea]. Disponible en: <http://www.pch24.pl/kpina-ze-sw–marii-magdaleny–gender-i-dziecko-w-szpilkach-w-teatrze-wspolfinansowanym-przez-resort,53011,i.html>. [Consulta: 30 abril 2018].

[14] Shafhik Mandhai, «How big an issue is Islamophobia in Poland?». En: Al-Yazira, 14-11-2017. [En línea]. Disponible en: <https://www.aljazeera.com/news/2017/11/big-issue-islamophobia-poland-171113064903344.html>. [Consulta: 1 mayo 2018].

[15] «Poles helped in Nazi extermination, Rivlin tells Polish counterpart». The Times of Israel, 12-4-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.timesofisrael.com/poland-and-poles-helped-in-nazi-extermination-rivlin-tells-polish-counterpart/>. [Consulta: 1 mayo 2018].

[16] Vanessa Gera, «Poland criticizes US claim that Polish law glorifies Nazism». The Washington Post, 26-4-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.washingtonpost.com/politics/congress/poland-rebukes-us-criticism-of-holocaust-law/2018/04/26/fd4141dc-4947-11e8-8082-105a446d19b8_story.html?noredirect=on&utm_term=.353982092296>. [Consulta: 30 abril 2018].

Acerca de nosotros

Ayuda a la Iglesia Necesitada - ACN, Fundación de la Santa Sede promovida por el Papa Pío XII, e iniciada por el P. Werenfried van Straaten en 1947, apoya anualmente alrededor de 6.000 proyectos pastorales en más de 140 países. A través de la oración, la información y la caridad, ACN ayuda a los cristianos necesitados o que sufren persecución en cualquier parte del mundo.