Religión

18.634.000Población

272.967 Km2Área

Leer el informe
keyboard_arrow_down

homekeyboard_arrow_rightBurkina Faso

Marco legal sobre libertad religiosa y su aplicación efectiva

La Constitución[1] de la República de Burkina Faso define el país como Estado laico que no concede privilegios a ninguna confesión religiosa y que garantiza la libertad de creencias a sus ciudadanos. Igual que muchas otras naciones de su entorno, Burkina Faso se caracteriza por la gran diversidad religiosa, constituyendo los musulmanes una clara mayoría[2].

Aún no se sabe si los grupos islamistas violentos, procedentes fundamentalmente de Mali, aunque también de otras naciones de África occidental, conseguirán un arraigo permanente en Burkina Faso. Las distintas comunidades religiosas del país vienen manteniendo tradicionalmente buenas relaciones entre sí.

Aún no se sabe si los grupos islamistas violentos, procedentes fundamentalmente de Mali, aunque también de otras naciones de África occidental, conseguirán un arraigo permanente en Burkina Faso. Las distintas comunidades religiosas del país vienen manteniendo tradicionalmente buenas relaciones entre sí.

Los grupos religiosos pueden registrarse ante las autoridades, si bien no están obligados a ello. Los que sí lo hacen tienen que cumplir los mismos requisitos legales que cualquier organización laica[3].

La formación religiosa no está permitida en la escuela de gestión estatal. El país cuenta también con colegios de educación primaria y secundaria musulmanes, católicos y protestantes. Los centros educativos tienen libertad en las cuestiones relacionadas con su personal, aunque deben informar al Gobierno de la designación de los directores[4]. El Gobierno inspecciona los programas de estudio de los colegios confesionales para que la orientación y la obediencia religiosa se adecuen a estándares profesionales. Ahora bien, como muchas de las escuelas coránicas de Burkina Faso no están registradas, el control del Estado no es demasiado exhaustivo[5].

Las comunidades musulmana, católica, protestante y animista reciben subvenciones anuales del Gobierno por un importe equivalente a 120 000 USD. También perciben ayudas para desarrollar una serie de programas y proyectos que, desde el punto de vista del Gobierno, fomentan el bien común o el interés nacional en el ámbito educativo.

Actualmente, una comisión está trabajando en la elaboración del proyecto de una nueva Constitución.

Incidentes

Hasta ahora, en Burkina Faso se han perpetrado relativamente pocos atentados yihadistas, pero los que se han cometido han sido especialmente violentos. Durante el período estudiado, este país de África occidental ha seguido estando en el punto de mira del terrorismo islamista.

El 2 de marzo de 2018 se produjeron una serie de atentados coordinados en la capital, Uagadugú[6]: varios coches bomba y terroristas suicidas explotaron contra la embajada francesa y el cuartel general del Ejército burkinés. Murieron al menos 16 personas y otras 100 resultaron heridas. El Grupo de Apoyo al Islam y a los Musulmanes, dirigido por malienses y vinculado con Al Qaeda, reivindicó el atentado.

Anteriormente, un atentado terrorista perpetrado el 16 de enero de 2016 había dejado 30 muertos en un hotel y un restaurante de Uagadugú. El 13 de agosto de 2017 otro restaurante de la ciudad sufrió un ataque. Los terroristas dispararon indiscriminadamente contra los viandantes. En este atentado perdieron la vida 20 personas[7]. El objetivo del atentado, el Café Istanbul, era especialmente frecuentado por extranjeros. Según el Gobierno burkinés, lo más probable es que se tratase de un atentado terrorista yihadista[8].

Burkina Faso es uno de los países más pobres del mundo. Al norte limita con Mali, que lleva mucho tiempo luchando contra el terrorismo islamista. En opinión de los expertos, en Burkina Faso también está aumentando la amenaza del terrorismo nacional. Por ejemplo, el predicador radicalizado Malam Dicko ha reivindicado varios atentados contra militares y civiles. El Gobierno de Burkina Faso ya ha clasificado a su organización, Ansar ul Islam, como terrorista[9].

El atentado de enero de 2016 en el que los terroristas y numerosos huéspedes quedaron atrapados durante varias horas en el hotel Splendid fue reivindicado por la organización denominada Al Qaeda en el Magreb Islámico[10]. Numerosas pruebas demuestran que los terroristas quisieron hacer un alarde de fuerza deliberado en un país reconocido y respetado en todo el mundo por el nivel de convivencia pacífica entre sus distintos grupos étnicos y religiosos.

Además de con Mali, Burkina Faso también comparte frontera con otros cinco países de África occidental: Níger, Ghana, Costa de Marfil, Benín y Togo. Existe el peligro de que la crisis y la inestabilidad política se extiendan por toda la zona. Además, los grupos yihadistas violentos de África occidental operan con una frecuencia cada vez mayor traspasando las fronteras nacionales; entre estas organizaciones se cuenta Boko Haram, milicia terrorista activa fundamentalmente en Nigeria, aunque también ha perpetrado atentados en Níger y Camerún. Por el norte, el país tiene la amenaza del grupo terrorista Estado Islámico[11]. El vecino que tiene al oeste, Mali, lleva años sumido en un estado de crisis a causa de los grupos terroristas islámicos[12]. En consecuencia, el pequeño país de Burkina Faso se ve amenazado por el yihadismo en prácticamente todos los frentes.

Ante la amenaza terrorista transnacional de la región del Sahel, Burkina Faso, Mali, Mauritania, Níger y Chad están trabajando junto al ejército francés para combatir el yihadismo dentro de sus fronteras como parte de la Operación Barkhane. En febrero de 2017, esos cinco países acordaron la creación de una fuerza antiterrorista conjunta[13].

La Iglesia católica de Burkina Faso y de los países colindantes lleva mucho tiempo fomentando de forma activa la paz y la reconciliación[14]. El cardenal Philippe Ouédraogo, arzobispo de Uagadugú, ha animado a afrontar con valentía la crisis de seguridad de Burkina Faso: «En esta situación todos los ciudadanos son responsables del futuro del país».

Futuro de la libertad religiosa

Muchas personas ven un signo de esperanza en la elección del nuevo presidente del país, Roch Marc Christian Kaboré, un católico con amplia experiencia internacional. Las elecciones fueron limpias y pacíficas. El presidente Kaboré tomó posesión el 29 de diciembre de 2015[15]. Los atentados terroristas de los años 2016, 2017 y 2018 no han cambiado de forma drástica la actitud optimista respecto a la convivencia pacífica entre las religiones. Sin embargo, la victoria en la batalla contra el yihadismo llevará tiempo.

Notas finales / Fuentes

[1] V. «Burkina Faso». En: oficina de democracia, derechos humanos y trabajo del depto. de estado de los estados unidos, International Religious Freedom Report for 2016 (‘Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo 2016’). [En línea]. Disponible en: <https://www.state.gov/j/drl/rls/irf/religiousfreedom/index.htm#wrapper>. [Consulta: 27 marzo 2018].

[2] V. «Munzinger Länder: Burkina Faso». En: Munzinger Archiv 2018 (‘Archivo Munzinger 2018’). [En línea]. Disponible en: <https://www.munzinger.de/search/start.jsp>. [Consulta: 27 marzo 2018]. Para más información sobre la proporción de las distintas comunidades religiosas en el conjunto de la población, puede consultarse: Brian Grim y otros (eds.), Yearbook of International Religious Demography 2017. Leiden / Boston: Brill, 2017.

[3] V. «Burkina Faso». En: International Religious Freedom Report for 2016.

[4] Ibidem.

[5] Ibidem.

[6] V. «Sahel militants claim deadly twin attacks in Burkina Faso». Channel NewsAsia, 4-3-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.channelnewsasia.com/news/world/sahel-militants-claim-deadly-twin-attacks-in-burkina-faso-10010888>. [Consulta: 3 abril 2018]. Véase también: «Burkina Faso’s capital hit by co-ordinated “terror” attacks». The Irish Times, 2-3-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.irishtimes.com/news/world/africa/burkina-faso-s-capital-hit-by-co-ordinated-terror-attacks-1.3413044>. [Consulta: 3 abril 2018].

[7] V. «Viele Tote bei Angriff auf Restaurant in Ouagadougou». Zeit Online, 14-8-2017. [En línea]. Disponible en: <http://www.zeit.de/gesellschaft/zeitgeschehen/2017-08/burkina-faso-ouagadougou-anschlag>. [Consulta: 11 febrero 2018].

[8] V. «Bewaffnete stürmen Restaurant – mindestens 17 Tote». Spiegel Online, 14-8-2017. [En línea]. Disponible en: <http://www.spiegel.de/politik/ausland/burkina-faso-tote-bei-angriff-auf-restaurant-cafe-istanbul-in-ouagadougou-a-1162716.html>. [Consulta: 11 febrero 2018].

[9] V. «Viele Tote bei Angriff auf Restaurant in Ouagadougou».

[10] Ibidem.

[11] V. Kersten Knipp, «“Islamic State” seeks new foothold in Africa». Deutsche Welle, 2-1-2018. [En línea]. Disponible en: <http://www.dw.com/en/islamic-state-seeks-new-foothold-in-africa/a-41977922>. [Consulta: 11 febrero 2018].

[12] V. «Munzinger Länder: Burkina Faso». En: Munzinger Archiv 2018.

[13] Ibidem.

[14] V. «Mali is the epicenter of jihadist groups that rage in Sahel». En: Agenzia Fides, 14-12-2017. [En línea]. Disponible en: <http://www.fides.org/en/news/63399-AFRICA_MALI_Mali_is_the_epicenter_of_jihadist_groups_that_rage_in_Sahel>. [Consulta: 11 febrero 2018].

[15] V. «Munzinger Länder: Burkina Faso». En: Munzinger Archiv 2018.

Acerca de nosotros

Ayuda a la Iglesia Necesitada - ACN, Fundación de la Santa Sede promovida por el Papa Pío XII, e iniciada por el P. Werenfried van Straaten en 1947, apoya anualmente alrededor de 6.000 proyectos pastorales en más de 140 países. A través de la oración, la información y la caridad, ACN ayuda a los cristianos necesitados o que sufren persecución en cualquier parte del mundo.