Estable / Sin cambios

Papúa Nueva Guinea

Religión

7.776.000Población

462.840 Km2Área

Leer el informe
keyboard_arrow_down

homekeyboard_arrow_rightPapúa Nueva Guinea

Marco legal sobre libertad religiosa y su aplicación efectiva

El Estado Independiente de Papúa Nueva Guinea ocupa la mitad oriental de la isla de Nueva Guinea y las islas que se encuentran mar adentro en Melanesia. Se trata de uno de los países con mayor diversidad cultural del mundo, con 848 idiomas conocidos. La mayor parte de sus casi ocho millones de habitantes vive en distintas comunidades tradicionales de las zonas rurales; solo el 18 % de la población habita en zonas urbanas.

En Papúa Nueva Guinea no hay religión de Estado. Sin embargo, en el preámbulo de su Constitución[i] puede leerse: «… para preservar y transmitir a los que vengan detrás de nosotros nuestras nobles tradiciones y los principios cristianos que ahora son nuestros». Conforme al artículo 55 de la carta magna papú, todos los ciudadanos tienen «los mismos derechos, privilegios, obligaciones y deberes», con independencia de su religión. Según el artículo 45, sección 1, el derecho del individuo a la libertad religiosa incluye «la libertad de manifestar y difundir su religión y sus creencias siempre y cuando no interfiera con la libertad de otros». Este mismo artículo también establece que «ninguna persona tiene derecho a intervenir sin que se le solicite en los asuntos religiosos de una persona de distinto credo, o a intentar imponer la religión propia o cualquier otra (o la ausencia de religión) a otra persona». El artículo 303 manifiesta que el derecho a la libertad religiosa puede ser condicionado por la ley en aras de «la defensa», «la seguridad pública», «el orden público», «el bienestar público», «la salud pública», «la protección de niños y discapacitados» o «el desarrollo de grupos o zonas desfavorecidos o menos avanzados». No se puede derogar ni siquiera en aplicación de leyes de emergencia.

Conforme al artículo 42, sección 2, nadie está obligado a «recibir formación religiosa o a participar en una ceremonia religiosa», a excepción de la educación religiosa que reciben los niños con el consentimiento de sus padres o tutores. Actualmente, la política del Departamento de Educación es permitir una hora de clase de religión a la semana. Aunque estas sesiones no son obligatorias, la mayor parte de los alumnos asiste a ellas[ii]. En enero de 2017, el secretario jefe del Gobierno, Isaac Lupari, presentó una proposición de ley para añadir los estudios bíblicos al programa de estudios escolar[iii]. En noviembre de 2017, anunció la intención del Gobierno de que la formación religiosa fuese una materia obligatoria a partir de 2019. Considera que es necesario para ayudar a abordar algunos de los problemas sociales que tiene la sociedad de Papúa Nueva Guinea y para fomentar el desarrollo personal[iv].

Las Iglesias proporcionan alrededor de la mitad de los servicios educativos y de salud del país[v]. El Gobierno subvenciona estos servicios de forma prorrateada. También paga los salarios y prestaciones de empleo al personal que trabaja en estas instituciones, igual que al de las instituciones públicas. En las organizaciones de salud y educación gestionadas por las Iglesias, se atiende a pacientes y alumnos con independencia de sus creencias religiosas[vi]. En 2016, el Gobierno recortó la financiación de los centros de salud confesionales en 50 millones de kinas (20 MUSD), medida que las Iglesias han atribuido a la intención del Gobierno de trasladarles los gastos de financiación[vii]. A finales de 2017, los Servicios de Salud Cristianos informaron de que llevaban cuatro meses sin recibir los salarios de sus empleados y anunciaron que, como consecuencia, estos servicios se verían abocados al cierre[viii].

Para obtener la personalidad jurídica como sociedad, los grupos religiosos deben registrarse ante las autoridades. Esto les permite poseer propiedades, beneficiarse de la limitación de responsabilidad y acogerse a algunas exenciones de impuestos. No se tienen noticias de que el Gobierno haya denegado el registro a ningún grupo que lo hay solicitado[ix].

Los misioneros extranjeros y otros trabajadores religiosos pueden solicitar visados de entrada en el país de una «categoría especial de exención»[x], siempre y cuando no vayan a realizar «actividades económicas» para la Iglesia (que exigen un tipo de visado diferente). Los solicitantes han de aportar una carta de patrocinio de alguna organización religiosa de Papúa Nueva Guinea y pagar una pequeña tarifa de expedición. Estos visados tienen una validez de tres años. No se sabe de ninguna solicitud de visado denegada.

Papúa Nueva Guinea celebra las siguientes festividades del calendario cristiano como vacaciones nacionales: Viernes Santo, Sábado Santo, Domingo de Pascua, Lunes de Pascua y Navidad. Además, el día 26 de agosto, Día Nacional del Arrepentimiento, es otro día no laborable oficial[xi]. Los actos oficiales públicos comienzan y concluyen con una oración cristiana[xii].

Incidentes

A finales de 2013 se suscitó una polémica en Papúa Nueva Guinea cuando el portavoz del Parlamento, Thedore Zurenoc, hizo retirar o destruir unas tallas indígenas colocadas en el edificio del Parlamento. Tras calificarlas de «imágenes e ídolos impíos», propuso sustituirlas por símbolos cristianos. El 31 de mayo de 2016, el Tribunal Supremo ordenó la reinstalación de las tallas[i]. Mientras los dirigentes de las Iglesias luteranas de renovación y los de las Asambleas de Dios apoyaron la decisión del portavoz, la Conferencia Episcopal Católica de Papúa Nueva Guinea y las Islas Salomón se opuso a ella[ii].

El Consejo de Iglesias de Papúa Nueva Guinea es un movimiento ecuménico fundado en 1965. Sus miembros son la Iglesia católica romana, la Iglesia evangélica luterana, la Iglesia unida, la Iglesia anglicana, la Unión Baptista, el Ejército de Salvación y la Iglesia luterana Gutnius. También cuenta con numerosos miembros asociados[iii]. Los adventistas del Séptimo Día de Papúa Nueva Guinea y los pentecostales no son miembros. El Consejo promueve el diálogo entre sus integrantes, así como proyectos de bienestar social, y en ocasiones interviene en debates públicos.

Los peores incidentes sociales son, sobre todo, las agresiones violentas causadas por la creencia en la sanguma (‘brujería’). Esta creencia hunde sus raíces en la concepción melanesia de las obras de los espíritus y sigue teniendo una difusión importante. La ley sobre brujería de 1971, que permite alegar la brujería como defensa ante acusaciones de asesinato, no fue revocada hasta 2013. Siguen siendo habituales los casos de agresión contra personas acusadas de brujería[iv].

En noviembre de 2017 en la provincia de Enga, atacaron a una niña de seis años acusada de brujería. Unas cuantas personas, entre ellas un misionero estadounidense, consiguieron rescatarla y le curaron las múltiples quemaduras producidas por cuchillos de monte calentados al fuego. En 2013 habían desnudado a su madre, la habían atado y rociado de gasolina y le habían prendido fuego ante una gran multitud de personas en Mount Haguen, la tercera ciudad más grande de Papúa Nueva Guinea. También a la madre, llamada Kepari Leniata, la habían acusado de brujería[v].

En enero de 2018 se produjeron dos incidentes graves. A principios de mes, el presidente del Tribunal Supremo, Sir Salamo Injia, sufrió una emboscada porque su tribu no había pagado una indemnización por la muerte de un hombre a causa de la brujería, al parecer. El suceso tuvo lugar después de que secuestraran y torturaran a dos mujeres de la tribu del juez, acusadas de sanguma[vi]. El otro incidente acaecido ese mismo mes fue que los habitantes de un pueblo situado al norte de Port Moresby agredieron a un hombre del que pensaban que había utilizado la brujería para provocar la muerte de una estrella del rugby, Kato Ottio, durante una sesión de entrenamiento[vii].

El sistema de justicia del país lucha para que las personas que cometen agresiones motivadas por la brujería rindan cuentas, sobre todo porque las comunidades protegen a sus autores y se niegan a presentar pruebas en su contra. No obstante, en enero de 2018 unas cien personas de Madang fueron condenadas por haber matado en 2014 a siete personas por cuestiones relacionadas con la brujería[viii]. La comisión de la Policía ha creado un equipo antibrujería, aunque parecer ser que carece de los recursos necesarios para trabajar con eficacia[ix]. También la población local ha emprendido iniciativas dirigidas a abordar el problema de las agresiones.

El centro australiano de detención de inmigrantes de la isla de Manus ha atraído la atención internacional. En octubre de 2017 el Gobierno australiano declaró que iba a financiar «centros de tránsito» como solución alternativa para los migrantes, así como iba a proporcionarles atención sanitaria, prestaciones y seguridad. Los refugiados de la isla habían sido víctimas de una serie de robos y agresiones. En febrero de 2018, tres hombres procedentes de Irak, Irán y Pakistán acabaron en el hospital con múltiples heridas[x]. Hay quien ha considerado que estas agresiones eran antimusulmanas cuando, en realidad, la violencia criminal es uno de los mayores problemas que tiene Papúa Nueva Guinea y con frecuencia tiene connotaciones tribales y étnicas más que religiosas. Además, hay zonas plagadas de las llamadas «bandas callejeras» (utilizan el término raskol, derivado del inglés rascal).

Futuro de la libertad religiosa

En julio de 2013, el Parlamento aprobó una moción para realizar una consulta a nivel nacional sobre la cuestión de la libertad religiosa y decidir si prohíben las religiones no cristianas[i]. Al mismo tiempo, hay quienes temen que esto acabe derivando en intolerancia contra otros credos. De hecho, la consulta propuesta nunca se llevó a cabo porque la Comisión de Revisión Constitucional determinó que una prohibición de semejante naturaleza vulnera la libertad religiosa[ii]. Esta es una libertad que normalmente se respeta en Papúa Nueva Guinea y hay pocos motivos para pensar que la situación vaya a deteriorarse en un futuro próximo.

 

Notas finales / Fuentes

[1] Papua New Guinea’s Constitution of 1975 with Amendments through 2014 (‘Constitución de Papúa Nueva Guinea de 1975, con enmiendas hasta 2014’). En: Constitute Project, constituteproject.org. [En línea]. Disponible en: <https://www.constituteproject.org/constitution/Papua_New_Guinea_2014.pdf?lang=en>. [Consulta: 17 febrero 2018]. Tanto el preámbulo como los artículos citados de la Constitución papú han sido tomados y traducidos de esta fuente.

[2] V. «Papua New Guinea». En: oficina de democracia, derechos humanos y trabajo del depto. de estado de los estados unidos, International Religious Freedom Report for 2016 (‘Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo 2016’). [En línea]. Disponible en: <https://www.state.gov/j/drl/rls/irf/religiousfreedom/index.htm#wrapper>. [Consulta: 28 abril 2018].

[3] «Lupari: Bible Studies Should Become A Core Subject in Schools». Papua New Guinea Post Courier, 17-1-2017. [En línea]. Disponible en: <https://postcourier.com.pg/lupari-bible-studies-should-become-a-core-subject-in-schools/. [Consulta: 17 febrero 2018].

[4] «Religious Education Should Be Enforced». Papua New Guinea Post-Courier, 20-11-2017. [En línea]. Disponible en: <https://postcourier.com.pg/religious-education-enforced/>. [Consulta: 17 febrero 2018].

[5] V. «Papua New Guinea». En: International Religious Freedom Report for 2016.

[6] Ibidem.

[7] Bethanie Harriman, «PNG’s life-saving church rural health services face closure after months without government funding». ABC, 12-12-2017. [En línea]. Disponible en: <http://www.abc.net.au/news/2017-12-12/png-churches-call-for-government-to-pay-health-workers/9252270>. [Consulta: 17 febrero 2018].

[8] Ibidem.

[9] V. «Papua New Guinea». En: International Religious Freedom Report for 2016.

[10] «Special Exemption Category». En la web: Papua New Guinea. Immigration and Citizenship Service Authority. [En línea]. Disponible en: <https://www.immigration.gov.pg/special-exemption.html>. [Consulta: 17 febrero 2018].

[11] «Public holidays in Papua New Guinea». En: Wikipedia. [En línea]. Disponible en: <https://en.wikipedia.org/wiki/Public_holidays_in_Papua_New_Guinea>. [Consulta: 28 abril 2018].

[12] V. «Papua New Guinea». En: International Religious Freedom Report for 2016.

[13] Ibidem.

[14] Richard Eves, y otros, «Purging Parliament: A New Christian Politics in Papua New Guinea?». En: Researchgate.net, enero de 2014, Australian National University. [En línea]. Disponible en: <https://www.researchgate.net/publication/265168894_Purging_Parliament_A_New_Christian_Politics_in_Papua_New_Guinea>. [Consulta: 28 abril 2018].

[15] «Papua New Guinea Council of Churches». En la web: World Council of Churches. [En línea]. Disponible en: <https://www.oikoumene.org/en/member-churches/pacific/papua-new-guinea/pngcc>. [Consulta: 17 febrero 2018].

[16] Helen Davidson, «Mass “sorcery” murder trial of more than 100 men begins in Papua New Guinea». The Guardian, 28-3-2017. [En línea]. Disponible en: <https://www.theguardian.com/world/2017/mar/28/mass-sorcery-trial-of-more-than-100-men-begins-in-papua-new-guinea>. [Consulta: 28 abril 2018].

[17] Ian Lloyd Neubauer, «They thought it would be proper to terminate her life». News.com.au, 21-11-2017. [En línea]. Disponible en: <http://www.news.com.au/world/pacific/they-thought-it-would-be-proper-to-terminate-her-life/news-story/dd845dfb2220f5726a4926082d4cdb84>. [Consulta: 28 abril 2018].

[18] Helen Davidson, «Papua New Guinea chief justice attacked as sorcery-related violence escalates». The Guardian, 10-1-2017. [En línea]. Disponible en: <https://www.theguardian.com/world/2018/jan/11/papua-new-guinea-chief-justice-attacked-as-sorcery-related-violence-escalates>. [Consulta: 28 abril 2018].

[19] «Man attacked over alleged sorcery on PNG rugby league star». En: Radio New Zealand, 23-1-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.radionz.co.nz/international/pacific-news/348743/man-attacked-over-alleged-sorcery-on-png-rugby-league-star>. [Consulta: 28 abril 2018].

[20] «97 convicted in mass trial for PNG “sorcery” killings». En: Radio New Zealand, 16-1-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.radionz.co.nz/international/pacific-news/348161/97-convicted-in-mass-trial-for-png-sorcery-killings>. [Consulta: 28 abril 2018].

[21] Johnny Blades, «Papua New Guinea’s sorcery problem spirals». En: Radio New Zealand, 25-1-2018. [En línea]. Disponible en: <https://www.radionz.co.nz/news/world/348918/papua-new-guinea-s-sorcery-problem-spirals>. [Consulta: 28 abril 2018].

[22] Eric Tlozek, «Manus Island asylum seekers told to stay in detention centre amid attacks». ABC, 17-2-2018. [En línea]. Disponible en: <http://www.abc.net.au/news/2018-02-17/manus-asylum-seekers-allegedly-attacked-by-png-soldiers/9456790>. [Consulta: 28 abril 2018].

[23] «Papua New Guinea – Religion». En: GlobalSecurity.org. [En línea]. Disponible en: <https://www.globalsecurity.org/military/world/oceania/png-religion.htm>. [Consulta: 28 abril 2018].

[24] V. «Papua New Guinea». En: International Religious Freedom Report for 2016.

Acerca de nosotros

Ayuda a la Iglesia Necesitada - ACN, Fundación de la Santa Sede promovida por el Papa Pío XII, e iniciada por el P. Werenfried van Straaten en 1947, apoya anualmente alrededor de 6.000 proyectos pastorales en más de 140 países. A través de la oración, la información y la caridad, ACN ayuda a los cristianos necesitados o que sufren persecución en cualquier parte del mundo.