Religión

1.956.000Población

64.573 Km2Área

Leer el informe
keyboard_arrow_down

homekeyboard_arrow_rightLetonia

Marco legal sobre libertad religiosa y su aplicación efectiva

El artículo 99 de la Constitución letona [1] garantiza «la libertad de pensamiento, conciencia y religión», además de la separación entre el Estado y la Iglesia. Las restricciones a esta libertad están definidas como cualquier acto que amenace a la seguridad, el bienestar, la moral públicos o los derechos de los demás. Hay ocho grupos religiosos que disfrutan de una serie de privilegios especiales: luteranos, católicos, ortodoxos, veterocreyentes, baptistas, metodistas, adventistas del séptimo día y judíos. Entre sus privilegios, se cuentan los siguientes: el derecho a impartir formación religiosa en la escuela pública y a celebrar matrimonios con efectos civiles. El Consejo Eclesiástico de Letonia, organismo consultivo presidido por el primer ministro, se reúne periódicamente para tratar temas religiosos y aconsejar al Gobierno. Las recomendaciones del  Consejo no son legalmente vinculantes; solo están representados los ocho grupos antes mencionados [2].

La Ley sobre Organizaciones Religiosas de 1995 [3] regula las cuestiones relacionadas con el registro de los organismos religiosos. Esta ley no obliga al registro de los grupos religiosos, pero hacerlo les concede ciertos derechos y privilegios. Entre estos, destaca la personalidad jurídica para poseer propiedades, realizar transacciones financieras y conceder beneficios fiscales a sus benefactores. Los grupos religiosos tienen licencia para realizar actividades religiosas en hospitales, prisiones y unidades militares. Y con el acuerdo de las autoridades locales, también pueden celebrar servicios en lugares públicos como parques y plazas públicas. Si un grupo no registrado realiza cualquiera de estas actividades, lo condenan a pagar una multa. Para registrarse, el grupo religioso tiene que contar con un mínimo de 20 miembros mayores de 18 años, inscritos en el registro de población. En caso de que el registro de un determinado grupo religioso suponga una amenaza para los derechos humanos, la democracia o la seguridad pública, el Ministerio de Justicia tiene el derecho a denegar la solicitud. La ley obliga a los grupos religiosos a registrarse anualmente durante los primeros diez años [4] ; los representantes de algunas comunidades han criticado este requisito por considerarlo oneroso. Los misioneros extranjeros solo pueden recibir el permiso de residencia, celebrar reuniones o hacer proselitismo si los invita un grupo religioso ya registrado.

La ley de Letonia permite la matanza halal y kosher.

En 2016, el Parlamento letón aprobó una ley que prohíbe el velo integral islámico. Fuentes del Gobierno justifican la decisión como medida preventiva dirigida a los inmigrantes futuros, aun a pesar de que casi nadie lleva el velo integral en Letonia [5] .

Incidentes

No se han presentado denuncias por incidentes antijudíos ni antimusulmanes ante el defensor del pueblo ni ante el Ministerio de Justicia. Sin embargo, los dirigentes de ambas comunidades, judía y musulmana, han denunciado delitos de odio en Internet, en su mayoría opiniones en los medios de comunicación social o comentarios de los lectores a artículos informativos. El Centro Cultural Islámico de Letonia ha declarado su preocupación ante la islamofobia, sobre todo porque se están generalizando los sentimientos en contra de los inmigrantes. Los miembros de la propia comunidad musulmana, en su mayor parte letones conversos al islam, no han tenido problemas de discriminación [6] .

Según Russia Today, las autoridades letonas han manifestado en ocasiones una actitud permisiva ante la esvástica, símbolo nazi enormemente ofensivo para las víctimas. Por ejemplo, en las navidades de 2017 se exhibió una gran esvástica como decoración navideña en la parte delantera de una casa de Saldus, ciudad del norte de Letonia [7] .

En 2016 el Centro Cultural Islámico de Letonia denunció un retraso, que consideraban injustificado y discriminatorio, en la apertura de un nuevo centro de oración. La Junta de Edificación de la ciudad de Riga declaró que el problema residía en el incumplimiento de las medidas antiincendios y de seguridad. La cuestión permaneció sin resolverse entre febrero de 2016 y finales del mismo año [8] . Según la página web del Centro Cultural Islámico de Letonia [9] , el nuevo edificio ya está en uso.

Ese mismo año, la Policía de Seguridad de Letonia informó de que la tendencia hacia la radicalización entre algunos musulmanes que se observa en el resto de Europa no se ha difundido entre la comunidad letona [10] . Ahora bien, durante los últimos años, las autoridades han identificado más personas con tendencias extremistas, algunos individuos que han manifestado su intención de unirse al grupo terrorista Dáesh (EI). Sin embargo, según la policía, la sociedad letona sigue siendo muy moderada en comparación con la de otros países de la Unión Europea y los grupos radicales son reducidos.

Un representante del Centro Cultural Islámico de Letonia declaró a la prensa que «el sentimiento de alienación» puede ser uno de los motivos por los que los musulmanes letones han marchado a Siria para unirse al Dáesh. Según la Policía de Seguridad, el número de letones que se enroló en dicho grupo terrorista en 2016 no llegó a 10. No se han realizado actualizaciones oficiales desde entonces. Los fieles de la mezquita local de Riga explicaron a los medios de comunicación que los disuaden enérgicamente de radicalizarse [11] .

Futuro de la libertad religiosa

Al igual que en cualquier otro lugar de Europa, se aprecia una tendencia preocupante hacia la radicalización entre algunos musulmanes letones. La policía lo está vigilando estrechamente y las autoridades religiosas musulmanas la desaconsejan firmemente. De momento, la situación general sigue estable en las distintas comunidades religiosas de Letonia.

Notas finales / Fuentes

[1] Latvia's Constitution of 1922, Reinstated in 1991, with Amendments through 2016. En: Constitute Project, constituteproject.org. [En línea]. Disponible en: <https://www.constituteproject.org/constitution/Latvia_2016.pdf?lang=en>. [Consulta: 29 abril 2018].

[2] V. «Latvia». En: OFICINA DE DEMOCRACIA, DERECHOS HUMANOS Y TRABAJO DEL DEPTO. DE ESTADO DE LOS ESTADOS UNIDOS, International Religious Freedom Report for 2016 (‘Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo 2016’). [En línea]. Disponible en:<https://www.state.gov/j/drl/rls/irf/religiousfreedom/index.htm#wrapper>. [Consulta: 8 marzo 2018].

[3] Law on Religious Organizations. [En línea]. Disponible en:
<http://host.uniroma3.it/progetti/cedir/cedir/Lex-doc/Let_L_1995.pdf>. [Consulta: 22 marzo 2018].

[4] Ibidem, artículo 8.4.

[5] Rachael PELLS, «Islamic face veil to be banned in Latvia despite being worn by just three women in entire country». Independent, 21-4-2016. [En línea]. Disponible en:
<https://www.independent.co.uk/news/islamic-muslim-face-veil-niqab-burqa-banned-latvia-despite-being-worn-by-just-three-women-entire-a6993991.html>. [Consulta: 19 febrero 2018].

[6] V. «Latvia». En: International Religious Freedom Report for 2016.

[7] V. «Latvian man lights up swastika Christmas ornament, authorities say it’s a folk symbol». Russia Today, 17-12-2017. [En línea]. Disponible en: <https://www.rt.com/news/413433-latvian-display-not-swastika/>. [Consulta: 19 febrero 2018].

[8] V. «Latvia». En: International Religious Freedom Report for 2016.

[9] Su web: <http://www.likc.lv/en/?page_id=1317>. [Consulta: 21 febrero 2018]. Este sitio web fue cerrado en abril de 2018.

[10] V. «Latvia’s Muslim community affected by radicalisation». The Baltic Times, 14-3-2016. [En línea]. Disponible en:
<https://www.baltictimes.com/latvia_s_muslim_community_affected_by_radicalisation/>. [Consulta: 20 febrero 2018].

[11] V. «Latvia». En: International Religious Freedom Report for 2016.

Acerca de nosotros

Ayuda a la Iglesia Necesitada - ACN, Fundación de la Santa Sede promovida por el Papa Pío XII, e iniciada por el P. Werenfried van Straaten en 1947, apoya anualmente alrededor de 6.000 proyectos pastorales en más de 140 países. A través de la oración, la información y la caridad, ACN ayuda a los cristianos necesitados o que sufren persecución en cualquier parte del mundo.