Religión

10.848.000Población

27.750 Km2Área

Leer el informe
keyboard_arrow_down

homekeyboard_arrow_rightHaití

Marco legal sobre libertad religiosa y su aplicación efectiva

La Constitución [1] de Haití estipula que todas las religiones y creencias se ejercerán libremente en el país. El artículo 30 establece que todos los ciudadanos tienen derecho a profesar su religión y practicar su fe siempre y cuando el ejercicio de este derecho no altere el orden y la paz públicos.

El mismo artículo 30, en su sección 1, declara que nadie puede ser obligado a pertenecer a una organización religiosa o a seguir una enseñanza contraria a sus convicciones.

La ley establece las condiciones de reconocimiento y funcionamiento de las religiones y cultos, tal y como reza el artículo 30 en su sección 2.

Los sindicatos de trabajadores son considerados como entidades esencialmente apolíticas, con fines no lucrativos y no confesionales, conforme al artículo 35, sección 4.

Los extranjeros y el personal religioso, así como las sociedades humanitarias o de enseñanza, tienen garantizado el derecho a la propiedad inmobiliaria en el artículo 55, sección 2.

Tal y como estipula el artículo 135, sección 1, el presidente de la República debe empezar a jurar su cargo con las siguientes palabras: «Juro ante Dios y ante la Nación…». Conforme al artículo 187, los miembros del Tribunal Supremo también deben pronunciar: «Juro ante Dios y ante la Nación juzgar con la imparcialidad y la firmeza que convienen a un hombre probo y libre, siguiendo mi conciencia y mi convicción íntima».

Tal y como establece el artículo 215, los centros de creencias africanas se consideran parte de la herencia de la nación y, como tales, están protegidos por el Estado.

Aunque el catolicismo romano no es la religión oficial, en 1860 se firmó un concordato con la Santa Sede, que se revisó en 1984. En virtud de dicho acuerdo, el Gobierno hatiano proporciona apoyo económico a los sacerdotes, las iglesias y los colegios católicos [2].

La ley regula el reconocimiento y el trabajo de los grupos religiosos. La Oficina de Culto registra
las Iglesias, los miembros del clero y los misioneros de las distintas confesiones. La ley civil
reconoce los matrimonios y los bautizos de los grupos religiosos registrados. Estos pueden disfrutar asimismo de algunas exenciones de impuestos, pero tienen que presentar un informe anual de actividades [3] .

Los centros de culto y las prácticas de vudú están reconocidos, pero los matrimonios celebrados por los sacerdotes de vudú no tienen efectos civiles. Tampoco está reconocido el islam, por lo que los matrimonios musulmanes no se pueden registrar civilmente [4] .

En octubre de 2017, tres senadores haitianos realizaron un viaje de investigación a Benín, una pequeña nación africana, como parte de un proyecto de reforma del Código Penal del país, que se
remonta al siglo XIX [5] . En ambos países, parte de la población sigue creencias espiritistas. El objetivo era modernizar el Código Penal. Los senadores también querían estudiar cómo se legisla en este país en el ámbito de los delitos relacionados con la religión [6] .

En Haití hay grupos cristianos y musulmanes que operan de modo informal, sin solicitar el
reconocimiento oficial [7] .

El país es Estado parte del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1976 [8] .

Incidentes

En noviembre de 2016, un antiguo senador haitiano musulmán dijo que se había reunido con el ministro de Asuntos Exteriores y de Culto de Haití. Tanto él como sus correligionarios musulmanes siguen esperando una respuesta a la solicitud de registro oficial de la religión musulmana [9] .

Futuro de la libertad religiosa

Las condiciones político-sociales de Haití, el país más pobre de América, siguen constituyendo una fuente de preocupación. Tras la crisis política de 2015, cuando se tuvieron que anular las elecciones debido a las acusaciones de fraude, los haitianos pudieron elegir nuevos representantes en noviembre de 2016. Las elecciones se celebraron poco después del huracán  Matthew, que había golpeado el país en octubre de 2016, empeorando la mala situación provocada por el terremoto de 2010 [10] . Desde entonces, las organizaciones de la Iglesia católica han seguido enviando ayuda básica a las víctimas (alimentos y productos de higiene), recogida por parroquias y diócesis [11] .

Es probable que la falta de incidentes claros de intolerancia o de discriminación religiosa se deba a la precariedad en la que vive la población a causa de los desastres naturales. Igual que durante el período anterior, el islam, que aún no ha recibido ningún reconocimiento oficial, sigue estando claramente discriminado.

En el caso de los creyentes del vudú, aunque están registrados, no son reconocidos sus matrimonios y ceremonias bautismales. Igualmente, no se ha concedido mayor reconocimiento a las religiones minoritarias. Haití sigue teniendo ante sí el reto de conceder el mismo trato legal a todas las confesiones religiosas.

Notas finales / Fuentes

[1] Haiti Constitution of 1987 with Amendments through 2012 (‘Constitución de Haití de 1987, enmendada en 2012’). En: Constitute Project, constituteproject.org. [En línea]. Disponible en: https://www.constituteproject.org/constitution/Haiti_2012.pdf?lang=en[Consulta: 23 marzo 2018]. Todos los artículos citados de la Constitución haitiana remiten a esta fuente.

[2] V. «Haiti». En: OFICINA DE DEMOCRACIA, DERECHOS HUMANOS Y TRABAJO DEL DEPTO. DE ESTADO DE LOS ESTADOS UNIDOS, International Religious Freedom Report for 2016 (‘Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo 2016’). [En línea]. Disponible en:
https://www.state.gov/j/drl/rls/irf/religiousfreedom/index.htm#wrapper [Consulta: 9 marzo 2018].

[3] Ibidem.

[4] Ibidem.

[5] V. «Haiti Looks To Benin For Guidance On Voodoo Crimes». The Haitian Times, 11-10-2017.
[En línea]. Disponible en: https://haitiantimes.com/2017/10/11/haiti-looks-to-benin-for-guidance-on-voodoo-crimes/ [Consulta: 8 marzo 2018].

[6] V. «Religion in Haiti». En: Aid for Haiti. [En línea]. Disponible en:
http://www.aidforhaiti.org/learn-more/about-haiti/religion-in-haiti [Consulta: 8 marzo 2018].

[7] Ibidem.

[8] Ibidem.

[9] L. HERASME, «El reencuentro de Haití y el Islam». Leo Noticia, 16-11-2016. [En línea]. Disponible en: http://leonoticia.com/el-reencuentro-de-haiti-y-el-islam/[Consulta: 19 marzo 2018].

[10] V. «Elecciones en Haití: cómo vota un país sumido en una profunda crisis». BBC Mundo, 20-11-2016. [En línea]. Disponible en: http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-38043333 [Consulta: 20 marzo 2018].

[11] V. «Cáritas se moviliza para ayudar a los damnificados por el huracán en Haití». En: Zenit, 11-10-2016. [En línea]. Disponible en: https://es.zenit.org/articles/caritas-se-moviliza-para-ayudar-a-los-damnificados-por-el-huracan-en-haiti/ [Consulta: 19 marzo 2018].

Acerca de nosotros

Ayuda a la Iglesia Necesitada - ACN, Fundación de la Santa Sede promovida por el Papa Pío XII, e iniciada por el P. Werenfried van Straaten en 1947, apoya anualmente alrededor de 6.000 proyectos pastorales en más de 140 países. A través de la oración, la información y la caridad, ACN ayuda a los cristianos necesitados o que sufren persecución en cualquier parte del mundo.